caasd

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) cuenta con un laboratorio para llevar el control sanitario del agua que distribuye, y en el proceso de purificación invierte más de un millón de pesos todos los días.De acuerdo con la encargada de la Dirección de Control de Calidad del Agua, Genara de Jesús, un personal de aproximadamente 33 técnicos, entre ellos cinco ingenieros químicos y cinco bionalistas, trabaja en los diferentes procesos de control de calidad del agua potable y en el análisis de las aguas residuales.

En un corrido por los departamentos de la Dirección de Control de Calidad del Agua, un equipo de elCaribe observó los distintos procesos físico químicos para lograr la potabilidad del imprescindible líquido.

El subdirector de Operaciones de la CAASD, Luis Salcedo, se enorgullece en decir que el índice de potabilidad del agua distribuida es de un 98%. Sobre todo cuando los organismos internacionales establecen como valor mínimo un 95 %.
¿Esto quiere decir que el agua que se distribuye por las redes en la provincia Santo Domingo y Distrito Nacional se puede beber?

A seguidas responde: “La CAASD es responsable del suministro del agua hasta la entrada de la vivienda y solo hasta allí puede garantizar su calidad. Nosotros le damos seguimiento desde su estado crudo hasta la entrega a la casa”, afirma Salcedo.

Agrega que la población dominicana no tiene una cultura de mantenimiento de los envases que sirven para almacenar el agua.

Entonces, especifica que solo en sustancias químicas, la institución gasta más de 30 millones de pesos mensuales. “Todos los días la CAASD invierte más de un millón de pesos en compra de sulfato de aluminio y en cloro para el tratamiento del agua”, asegura.

Monitoreo y servicio privado

Explica que el proceso llevado a cabo en el laboratorio es monitoreado por el Ministerio de Salud Pública. Cada mes la CAASD debe remitir al órgano de salud, un informe sobre la calidad del agua.

El laboratorio trabaja todos los días con un programa de control de los diferentes puntos habilitados para las muestras y según indicó el subdirector de Operaciones, aunque el mismo se encuentre dentro de la institución, no pertenece al departamento de producción para evitar conflictos de intereses.

Cuenta con las áreas de bacteriología, monitoreo de fuentes y residuos líquidos. Además, el laboratorio ofrece sus servicios al sector privado. En palabras de la encargada del centro de monitoreo, cada día son más las empresas embotelladoras de agua y contratistas que acuden a la entidad.

Agua de llave más saludable que de botella

La ingeniera química, Genara de Jesús, quien tiene 22 años trabajando en la CAASD y tres meses dirigiendo el laboratorio, recomienda consumir el agua que se distribuye por las distintas redes del Gran Santo Domingo. “La gente aquí está consumiendo el agua embotellada que no tienen ningún tipo de mineral. No es ideal que no tenga ninguno” por eso recomendamos a la gente que si puede utilice el agua de la CAASD aunque sea través de un proceso de filtración”. Explica que el proceso de osmosis roba los minerales al agua.

FUENTE