dncd

Residentes de Capotillo realizaron ayer una huelga en reclamo de que se haga justicia por la muerte del joven Zuami Encarnación, ultimado por agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) el pasado 9 de septiembre.Jóvenes encapuchados se lanzaron a las calles tirando botellas, piedras y quemando neumáticos. En respuesta, agentes de la Policía Nacional respondieron con varios disparos de perdigones.

Matilde Encarnación, madre del occiso, exige a las autoridades apresar al culpable de ordenar la muerte de su hijo. Deploró que a un mes y tres días del asesinato, no se haya resuelto el caso. La madre de Zuami acusó al fiscal que hizo el allanamiento la madrugada en que su hijo fue asesinado, cuando este se encontraba dentro de su casa, de ser cómplice de la muerte de su hijo. “Yo quiero que Yeni Berenice me llame a ese fiscal, yo sé quién fue. Ese fiscal es Héctor Romero”, dijo.

Agregó que en varias ocasiones ha acudido al Palacio de Justicia, pero la fiscal no la ha recibido.

Asimismo, pidió que se tome cartas en el asunto, debido a que no cree la versión de que se trate de un intercambio de disparos como afirma la DNCD. Advirtió a las autoridades que si no se esclarece el caso, se unirá a las protestas y recurrirá a la quema de gomas.

FUENTE