vaguada

SANTO DOMINGO. A partir de la tarde de este miércoles los campos nubosos de una vaguada asociada a un sistema frontal estarían generando aguaceros con tormentas eléctricas hacia las provincias del Cibao, así como en algunas del Este y mañana, jueves, otra vaguada al sur del país se sumará a las condiciones meteorológicas e interactuará con la primera para crear las posibilidades de más precipitaciones en gran parte del territorio.

Así lo informó la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), que además dijo que vigila una actividad de aguaceros y tormentas eléctricas asociada a una baja presión, en la parte suroeste del mar Caribe, al norte de Panamá, con una probabilidad de un 30 % de convertirse en un ciclón tropical en las próximas 48 horas.

Según el boletín de Meteorología, en las horas matutinas de este miércoles el cielo se mantuvo medio nublado con escasas posibilidades de lluvias, “sin embargo, en horas de la tarde y primeras horas de la noche, campos nubosos provenientes de una vaguada asociada a un sistema frontal estarán incrementando la nubosidad y la actividad de lluvia para que se generen aguaceros locales y tormentas eléctricas aisladas hacia las provincias de Dajabón, Valverde, Montecristi, Puerto Plata, Santiago, La Vega, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Duarte, Espaillat, Hermanas Mirabal, María Trinidad Sánchez, Samaná, Hato Mayor y el Seibo”.

Para mañana, jueves, “la combinación de la vaguada asociada a un sistema frontal al norte del territorio dominicano y otra vaguada en superficie al sur del país, estarán interactuando e incrementando nueva vez el contenido de humedad, para que se generen en horas de la tarde y noche nublados con aguaceros dispersos, tronadas y ráfagas de viento ocasionales hacia las regiones noreste, sureste, norte, noroeste y la cordillera Central”.

Por esa razón, el organismo meteorológico mantiene la alerta contra inundaciones en las citadas provincias por las continuas lluvias que las han afectado y que han provocado cinco muertos en los últimos 15 días, cuantiosos daños a la agricultura y destrucción de carreteras y decenas de viviendas.

FUENTE