image

 

Nos ah pasado a todas: nos olvidamos de donde aparcamos nuestro coche, o por qué entramos en una habitación. Y mientras una cierta cantidad de falta de memoria es normal, para miles de personas el olvido progresará para transformarse en la enfermedad de Alzheimer. Décadas de investigación han demostrado que la acumulación en el cerebro de proteínas tóxicas, llamada beta amiloide y tau, puede conducir a la enfermedad de Alzheimer.

Lo que está menos claro es qué es lo que hace que estas proteínas se acumulen. Algunos estudios recientes han comenzado a explicar este proceso, revelando que las causas de la enfermedad de Alzheimer van más allá de la genética y los hábitos poco saludables (aunque esos son factores importantes, también). Hoy te mostramos 3 causas sorprendentes del Alzheimer que seguro no conocías.

#1 Estás tomando medicamentos contra la ansiedad

Una clase de medicamentos llamados benzodiazepinas, que incluyen el popular lorazepam (Ativan), alprazolam (Xanax) y clonazepam (Klonopin), se utilizan con frecuencia para tratar la ansiedad y el insomnio. Aunque los estudios que evalúan la seguridad y eficacia de estos fármacos sólo han evaluado su uso a corto plazo (generalmente tres meses), muchas personas los toman a largo plazo. Y un estudio publicado en el British Medical Journal siguió a 1.796 canadienses con enfermedad de Alzheimer y 7.184 controles sanos durante seis años, y encontró que tomar benzodiazepinas durante más de tres meses se asoció con un aumento de hasta 51% de la enfermedad de Alzheimer.

¿La moraleja de la historia? Si necesitas benzodiazepinas sólo en ocasiones, es probable que estés seguro. Si la ansiedad y el insomnio son un tema habitual para ti, considera la terapia cognitivo-conductual, que se ha encontrado que trata de manera efectiva ambas condiciones, sin los efectos secundarios dañinos de las drogas.

#2 Te has golpeado la cabeza demasiadas veces

Con un estimado de 300,000 estadounidenses sufriendo una conmoción cerebral relacionada con los deportes cada año, según datos de la University of Pittsburgh’s Brain and Spine Injury Program, muchos de nosotros estamos familiarizados con las preocupaciones que pueden acompañar a una lesión en la cabeza. La mayoría de las personas se recuperan sin problemas, pero para otros la inflamación que ayuda a sanar el tejido cerebral dañado se vuelve crónica. Aquí es donde se pueden encontrar los posibles vínculos con la enfermedad de Alzheimer, dice Brian Giunta, MD, PhD, un psiquiatra y neurocientífico de la Universidad del Sur de Florida.

#3 Te sientes sola

Mantener el compromiso con la familia y la comunidad en general es parte de lo que muchos de nosotros consideramos la buena vida. Y es una buena medicina, también. Un estudio en el Journal of Neurology, Neurosurgery, and Psychiatry identificó vínculos entre la soledad y el desarrollo de la demencia. Los investigadores descubrieron que los sentimientos de soledad en los adultos mayores les dieron 1,63 veces las probabilidades de desarrollar demencia durante los tres años del estudio. Los científicos todavía no saben lo que está impulsando esta asociación, pero las implicaciones son claras: relacionarte con otros es bueno para ti.

Fuente