image

 

Nunca te has despertado con una espinilla incómoda que aparece siempre en el peor momento? Yo sí, y te puedo asegurar que me faltaron idiomas en los que maldecir. Eso sí, después del pánico inicial (tienen el don de la oportunidad) y aplicando unos sencillos remedios naturales, consigo eliminarlas y mostrar un aspecto impecable.

Si, como yo, eres una escéptica confesa, aquí te dejo una decena de trucos probados para eliminar las espinillas al instante.

#5 Hielo y vapor

El agua, en todas sus versiones, es la mejor aliada de nuestra piel. Limpia e hidrata pero, además, convertida en hielo es una herramienta altamente efectiva para deshacerte de los granos. Envuelve un cubito en un paño y mantenlo presionado sobre la espinilla, ayudarás a bajar la inflamación acelerando su eliminación.

También puedes probar con el vapor. Calienta una olla de agua y mantén tu cabeza colocada de tal modo que el vapor entre en contacto con tu piel sin quemarte. Este método es un calmante infalible para tu piel y te ayudará a deshacerte de tu espinilla.

#4 Pepino

El pepino está presente en multitud de mascarillas caseras y productos de belleza, entre otras cosas, por ser rica en vitaminas A, C y E. Si quieres utilizarlo para luchar contra las espinillas, déjalo media hora en agua, retíralo después y utiliza el líquido para lavarte la cara. Los efectos son magníficos y muy refrescantes.

Seguro que te interesa: 5 trucos de maquillaje que las mujeres con ACNÉ amarán conocer

#3 Aceite de oliva

Mi madre siempre lo dice y los expertos lo refrendan: el aceite de oliva es un calmante natural espectacular y, por extensión, un remedio perfectamente válido contra las espinillas.

Lava y seca bien tu rostro y aplica un poco de este aceite en la zona de la espinilla. Solo tienes que dejarlo actuar unos cinco minutos y retirarlo después.

#2 Árbol de té

Entre las muchas propiedades del aceite de árbol de té se encuentra su poder antibacteriano, un arma altamente efectiva en el tratamiento de las espinillas.

Utiliza un algodón impregnado de este aceite para aplicarlo y, tras un cuarto de hora, lava bien la zona, tu piel lo agradecerá enormemente.

#1 Miel

No solo está deliciosa sino que, como sucede con el aceite de árbol de té, tiene propiedades antibacterianas que te sorprenderán si las aplicas contra las espinillas. Puedes ponerte un poco de miel con un algodón durante quince minutos o crear tu propia ‘mascarilla’ mezclándola con canela y dejándola actuar durante la noche. El resultado te dejará con la boca abierta.

Fuente