exfoliantes-arroz-Raccoonknows.jpg

 

El arroz es uno de los alimentos más consumidos a lo largo y ancho de mundo. Es más, es el segundo cereal más producido, y sus usos varían demasiado, dependiendo el propósito para el que se necesite.

No obstante, dentro del amplio mundo de la estética, este cereal tiene un fuerte argumento al momento de ayudar con el cuidado y la regeneración de las capas que conforman la piel humana.

En esta ocasión, en Mejor Con Salud te traeremos una serie de contribuciones que posicionan al arroz como actor principal dentro de los exfoliantes.

No olvides, que como bien te indicábamos al comienzo, este particular grano es increíblemente versátil, y ha sido frecuentado desde tiempos remotos.

Por ejemplo, en Japón era común que algunas mujeres al momento de seleccionar los granos de arroz, lavasen sus manos y remojasen sus cabelleras dentro de las aguas que caracterizan a la planta del arroz. Como resultado, obtuvieron brillo, suavidad y un aspecto más delicado y hermoso en las manos. 

Así que como puedes notar, los aportes del arroz no se limitan a cumplir un rol exclusivo del área gastronómica. También tiene múltiples usos en la cosmética, especialmente, como exfoliante.

En este sentido, actúa directamente sobre el exceso de grasa que pueda tener la piel. Al ser aplicado sobre el rostro regenera las células muertas, brinda suavidad y un aspecto joven; sin incluir su poder de neutralizar el pH ácido, que en gran medida tiene un vínculo con la aparición del acné.

Ahora queremos que estés al tanto de las 6 combinaciones del arroz con otros productos naturales, para potencializar sus maravillosas propiedades exfoliantes. Confía en nosotros, cuando de cuidado de la piel se trata, el arroz es la joya de la corona. 

6 combinaciones del arroz como exfoliante

Conoce cómo algo tan simple puede hacer una gran diferencia:

1. Exfoliante de arroz

Estás en casa y tienes tiempo de hacerte algunos retoques, pero no quieres gastar demasiado. Además, esperas encontrar una  receta útil para eliminar esos molestos puntos negros e indicios de acné o deterioro de la calidad de la piel del rostro. A continuación una manera eficiente y sencilla para combatir todos estos “problemas”:

Ingredientes:

  • 50 gr. de arroz blanco sin lavar
  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico

Preparación:

  • Toma el arroz, muélelo hasta convertirlo en polvo y mézclalo con la cucharada de aceite de coco.
  • Luego de obtener una mezcla homogénea, frota con movimientos circulares por todo el rostro.
  • Deja que la crema actúe por alrededor de 5 a 10 minutos, luego enjuaga y retira.
  • Úsala 2 a 3 veces por semana y notarás la diferencia.

2. Exfoliante de arroz con miel

Ya por este punto has de estar seguramente expectante, te entendemos ¡Ojo al dato! Tanto la miel como el arroz son ingredientes maravillosos para el cuidado de la piel. Ambos tienen unas propiedades rejuvenecedoras increíbles, que aportarán belleza notable a toda tu  piel. Descubre como preparar este exfoliante con estos dos elementos:

Ingredientes:  

  • 50 gr. de arroz integral orgánico en polvo (el arroz debe contener el salvado)
  • 6 cucharadas de arroz integral orgánico entero
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de miel de abejas pura
  • 1 cucharada de leche de vaca orgánica de libre pastoreo (sin hormonas).

Preparación: 

  • Cocinar las 6 cucharadas de arroz integral con abundante agua.
  • Moler los 50 gr. de arroz orgánico y junto con el arroz cocido batir hasta lograr una crema sin grumos.
  • El agua se usará para dejar atrás en la medida de lo posible los grumos.
  • Añadir la cuchara de miel de abeja pura y mezclar.
  • Luego, con la totalidad de los ingredientes correctamente mezclados, ir añadiendo la cucharada de leche de vaca y batir.
  • Una vez todo esté bien mezclado y se haya logrado una crema, dejar reposar hasta que enfríe.
  • Aplicar con movimientos firmes pero circulares en la piel del rostro. Enjuagar y repetir 2 a 3 veces por semana.

3. Exfoliante de arroz y avena

Ideal para la suavidad y el tratamiento del cutis que haya sufrido  daño por causas como el acné o las manchas de sol.

Ingredientes: 

  • 1 taza de arroz
  • 1/2 taza de avena
  • 4 tazas de agua de beber
  • 5 gotas de aceite esencial de preferencia

Preparación: 

  • Si el arroz no es orgánico, lo mejor sería lavarlo.
  • Toma el arroz y la avena; colócalos en agua y déjalos sentar (remojar) por un mínimo de 6 horas.
  • Colar y exprimir bien para sacar toda el agua.
  • Agregar las gotas de aceite esencial, batir manualmente ¡Ya esta listo!
  • Guárdalo en un recipiente de cristal y mantenlo refrigerado.

4. Exfoliante con harina de arroz

Los beneficios conocidos de este cereal, no solamente provienen del grano como tal. En presentación molida (como harina) sus propiedades se mantienen. Aprende como hacer un exfoliante en casa.

Ingredientes: 

  • 2 cucharadas de harina de arroz
  • 4 cucharadas de agua.

Preparación:

  • Mezcla la harina de arroz con el agua hasta formar una pasta compacta. Para conseguirlo, remueve los dos ingredientes con la ayuda de una cuchara.
  • Aplícate la mascarilla resultante sobre el rostro limpio y deja que actúe durante unos 10 minutos.
  • Transcurrido ese tiempo, retira el compuesto con abundante agua tibia y empieza a lucir una maravillosa piel.

Sí, tal cual has leído. Los beneficios saludables y cosméticos del azúcar junto a las propiedades del arroz , dan como resultado un exfoliante de primera para tu rostro. Conoce cómo prepararlo:

Ingredientes: 

  • 2 cucharadas de azúcar blanca refinada
  • 6 cucharadas de arroz blanco orgánico
  • 3 tazas pequeñas de agua

Preparación: 

  • Es un recipiente, introduce las tazas de agua y las cucharadas de azúcar.
  • Cuece las 6 cucharas de arroz a fuego lento. Luego de estar lista la preparación espera a que enfríe.
  • Mezcla muy bien los ingredientes, usando un batidor . Deja reposar por alrededor de 1 hora.
  • Aplícala en el rostros y comienza a hacer movimientos círculares, luego enjuaga.

6. Leche y arroz como exfoliantes

Este truco es absolutamente sencillo y recomendado para brindar hidratación yeliminar el exceso de grasa y células muertas en la piel del rostro. Aquí, tanto la leche como el arroz cumplen un rol importante al lavar el rostro y brindarle elementos como la vitamina E y D, que son esenciales para la regeneración de la piel.

Ahora bien, el uso cocido de estos ingredientes puede tener un empleo algo polémico. Recuerda, que cada piel tiene un pH definido, es decir, es imposible poder calcular la cantidad de agentes ácidos o neutros con solo observar. En este caso, es mejor emplear la leche junto al arroz en su forma cruda.

Ingredientes:

  • Un vaso de leche líquida
  • 1/2 cucharada de arroz

Preparación:

  • Incluye todos los ingredientes en un recipiente, mezcla sin cocinar por 10 minutos.
  • Luego, con las manos aplícalo en el rostro y firmemente comienza a masajear en forma circular.
  • Enjuaga con abundante agua, y repite si es necesario.

Fuente