Loading...
Loading...

arrugas-Raccoonknows.jpg

 

Puede que sigas los 10 pasos del cuidado de la piel de las coreanas, pero si haces algunas de las cosas que te mencionamos a continuación, es posible que te estés sumando una arruga (o dos!) sin darte cuenta.

La buena noticia es que al saber estas causas secretas de envejecimiento, las puedes prevenir antes de que el daño esté hecho:

 

Estar sentada en tu cubículo soleado todo el día

Justo cuando creías que estabas segura dentro de tu oficina, resulta que los rayos ultravioleta penetran los vidrios de la mayoría de los autos y edificios. Esto quiere decir que debes usar protector solar incluso en interiores.

La vida en las grandes ciudades

La piel envejece más rápido en las personas que viven en ciudades cosmopolitas debido a la concentración de la contaminación del aire. Los radicales libres son moléculas dañinas en el ambiente que rompen el colágeno y contribuyen a la aparición de las arrugas. La mejor manera de combatirlo es aplicar un humectante rico en antioxidantes, que ayuda a neutralizar el daño de los radicales libres. Adicionalmente, lava tu cara en la noche para remover los residuos de tu piel. Usa un limpiador exfoliante, para suavizar y regenerar la dermis.

 

Verte una serie completa todo el día

Pasar todo el día viendo un programa de televisión sin ninguna actividad física de por medio puede promover las arrugas. Así que si necesitas una excusa para volver al gimnasio, aquí la tienes. El ejercicio puede ayudarte a aumentar la producción del colágeno para disminuir las líneas de expresión, solo no olvides de aplicar bloqueador solar si tu deporte es en exteriores.

Mirar constantemente tu teléfono

Todos ese tiempo que pasas en instagram contribuye a la caída de la piel del cuello, así como marcas en esa zona y el mentón. La piel del cuello es muy delgada y más propensa a arrugarse que otras partes del cuerpo. Recorta la cantidad de veces que revisas tu teléfono y busca productos que contengan aminoácidos y péptidos, que ayudan a mejorar la elasticidad y a reafirmar la piel.

Salir de casa sin anteojos

Olvidar tus lentes de sol puede hacer que entrecierres los ojos, lo cual se convierte en un sufrimiento para la zona alrededor de tus cejas y patas de gallo. De acuerdo a expertos, la piel que rodea los ojos es 40% más delgada que el resto de la piel de la cara. Para estar cubierta, busca anteojos que sean grandes y que tengan protección contra los rayos ultravioletas.

Acostarte tarde

Nuestra piel pasa por patrones circadianos diarios, y dormir es el momento de descansar y reparar cada órgano, incluida tu piel. dice Joshua Zeichner, M.D., director de arte de investigación clínica y cosmética del Departamento de Dermatología del Hospital Sinai, “Cuando no estás durmiendo, los procesos que ocurren por la noche no funcionan correctamente. Esto puede provocar deshidratación, inflamación, rotación celular inadecuada e incluso brotes de acné”. Así que intenta cerrar los ojos al menos por 7 u 8 horas.

Dormir boca abajo

La posición en la que duermes afecta el look de tu cara, y los dermatólogos recomiendan dormir de espaldas para evitar las líneas compresoras. Si es posible, opta por una funda de seda para tu almohada, que es más gentil en la piel.

Fuente

Loading...