image

Si hay algo que une a las Kardashian son sus curvas.

Por eso, cada vez que hay una oportunidad de apreciarlas debemos aprovecharla.

En esta ocasión,Khloé Kardashian fue la que enseñó un poco de piel. La menor de las Kardashian publicó en Instagram un video en el que aparece aparentemente acostada boca abajo mientras que con un láser le remueven su famoso tatuaje ubicado centímetros arriba de su trasero.

El tatuaje decía “papi” y nunca fue del agrado de Kim Kardashian. De hecho, la propia Khloé contó lo que su hermana le dijo cuando se lo hizo: “No pones una calcomanía en un auto de lujo”.

En defensa de Khloé, tenía apenas 16 años cuando se lo hizo.

Fuente