image

 

Una consternada Khloé Kardashian “no abandona” la cabecera de la cama en la que Lamar Odom sigue recuperándose de sus graves complicaciones de salud, pudo saber People a través de una fuente.

“Quiere estar ahí para que cada vez que él abra sus ojos la vea a ella”, dijo la fuente.

La sociliaté de 31 años “está feliz de que él esté desenchufado de la respiración asistida y esté respirando por sí mismo, pero sigue preocupada y asustada”, dijo a People una fuente de la familia. “Ha despertado y su corazón está más fuerte, pero preocupa el estado de otros de sus órganos”.

Según esa misma persona, los órganos del ex jugador de baloncesto “no están fuertes todavía. Y no se conoce el daño”.

Aunque se sabe que puede hablar, se desconoce hasta qué punto se han podido comunicar verbalmente con el exdeportista. “Creo que ha sido mínimo”, dijo la fuente cercana a la familia.

“Lamar tiene que mejorar mucho todavía”, dijo una fuente. “Es prometedor, pero aún no puede irse a casa”.

Odom se despertó el pasado viernes tras cuatro días en coma y después de haber sido encontrado insconsciente en un burdel de Las vegas.

Los médicos que lo atendieron confirmaron más adelante que se habían encontrado rastros de cocaína y opiáceos en en su cuerpo.

Fuente