image

 

Los poros dilatados son uno de los problemas estéticos más comunes entre las personas. A menudo, quienes los padecen es porque también tienden a sufrir de exceso de producción de grasa en su cutis.

El tamaño que tienen esos orificios en la piel pueden variar dependiendo de la edad, el sexo y los factores genéticos. Sin embargo, está comprobado que los cuidados que se le brindan al rostro también podrían influir.

Aunque esta alteración no supone ningún riesgo para la salud, sí puede resultar bastante molesta en todo lo que tiene que ver con la belleza. Por esta razón, hoy en día existen cientos de tratamientos que pueden ayudar a disminuirlos para darle una apariencia uniforme y tersa a la piel.

Entre tantas alternativas existen productos 100% naturales que pueden ayudar a controlar esta condición sin provocar efectos secundarios.

En esta ocasión queremos compartir una sencilla loción de naranja que, además de ser muy fácil de preparar, cuenta con increíbles bondades a la hora de cerrar los poros y eliminar la suciedad de la piel.

¡No dudes en hacer la tuya!

¿Cuáles son los beneficios de la naranja para la piel?

Entre los beneficios poco conocidos de las naranjas está su poder para mejorar el estado de la piel. Además de tener un sabor dulce y delicioso, cuenta con propiedades nutricionales que mejoran la salud y contribuyen a reducir las impurezas que afectan a nivel cutáneo.

Famosa por su elevado contenido de vitamina C, flavonoides y aceites esenciales, la naranja es una fruta capaz de frenar la acción de los radicales libres, responsables de la aparición de signos tempranos de la edad.

En la industria cosmética su extracto se ha vuelto bastante popular, ya que está demostrado que puede disminuir algunas alteraciones y dar un aclarado natural. Debido a estas virtudes, desde hace algún tiempo, es bastante común encontrarla como compuesto activo de diversos productos de belleza.

Sin embargo, su uso en su estado natural puede ser aún mejor, ya que no se combina con ningún tipo de químicos y puede aportar una concentración importante de propiedades.

Por ejemplo, cuenta con una fuerte acción astringente que ayuda a remover las células muertas y el exceso de grasa en la piel para disminuir los poros dilatados y esos molestos puntos negros que se forma en la zona T de la cara.

Por otro lado, sirve como un refrescante para los ojos inflamados y con su uso regular podría ayudar a evitar la aparición de arrugas tempranas.

Es una fuente de ácido fólico, nutriente que ayuda en el desarrollo y regeneración de las células de la piel. Además, equilibra el pH natural para reducir el exceso de producción de sebo y afecciones cutáneas como el acné.

Cómo hacer una loción de naranja para el rostro

Esta sencilla loción de naranja es un producto de origen natural que aprovecha todas las virtudes de la naranja para limpiar el rostro y hacer que se vea más luminoso, firme y joven.

Su uso regular es una excelente forma de prevenir la aparición de manchas y otros signos de la edad derivados de la exposición al sol.

Pero, sin duda, su principal beneficio es que disminuye los poros dilatados para darle al rostro una apariencia más uniforme y fresca.

Ingredientes

¼ taza de jugo de naranja
1 cucharada sopera de agua de rosas (10 ml)
1 botella con atomizador
1 colador
1 trozo de algodón (opcional)

Preparación

Vierte el zumo de naranja en un recipiente limpio. Recuerda que este debe ser fresco, ya que después de unas horas se oxida y pierde gran parte de sus poderes nutricionales.
Cuela el jugo e introdúcelo en una botella con atomizador.
Agrégale el agua de rosas.
Tapa el frasco y agítalo para que todo quede bien mezclado.

Modo de aplicación

Asegurándote de tener el rostro bien limpio, aplícate el producto de forma uniforme usando el rociador. Si lo prefieres, puedes humedecer un trozo de algodón para masajear las zonas que quieres tratar.

Déjalo actuar 10 minutos y aclara con un poco de agua templada.

Este remedio puede durar hasta 5 días en el refrigerador. No se aconseja su uso después de dicho plazo, ya que las naranjas pierden sus propiedades y no tendrían el mismo efecto.

Fuente