image

 

A horas de lo que se espera sea la llegada de Larry Hernández a Newberry, Carolina del Sur, su mamá y su pareja viajaron a Newberry, Carolina del Sur para acompañar al cantante.

La tarde de ayer fue cuando las dos viajaron juntas del Sur de California a Carolina del Sur. Y desde el aeropuerto, a punto de subir a al avión, compartieron su sentir con Telemundo.

“No sabemos nada, nada”, dijo Manuela Sánchez, madre del cantante.

Agregó que este proceso “para mí ha sido eterno” y que mostrará su apoyo a su hijo “abrazándolo, besándolo pero no le puedo hacer su comida” todavía.

“[Ha sido] muy duro, muy triste, la verdad pero Dios me da fuerza”, agregó tratando de mostrar un semblante positivo aunque la angustia era aparente.

Rodeadas de medios de comunicación a su llegada al otra costa del país, Kenia Ontiveros aclareció algunas dudas.

“Desde que fueron por él no he tenido comunicación con él”, dijo a Univision refiriéndose a la extradición.

Y con cierta endereza, aseguró que esperan lo mejor pero que reconocen la seriedad del caso.

“No sabemos que pase pero venimos preparados para lo que sea”, dijo la madre de las dos hijas del cantante, quienes se quedaron en casa en esta ocasión.

El cantante es acusado de secuestro y agresión física con agravantes en un incidente que fue reportado a las autoridades el 16 de agosto.

Y aunque él se defendió de los cargos ante los medios no compareció a dar su versión antes las autoridades de Newbery lo que lo llevó a ser arrestado el 25 de septiembre en Ontario, California.

Fuente