LAS VEGAS, NV - NOVEMBER 19:  Members of the music groups Mana and Los Tigres Del Norte hold up a sign onstage during the 16th Latin GRAMMY Awards at the MGM Grand Garden Arena on November 19, 2015 in Las Vegas, Nevada.  (Photo by Frazer Harrison/Getty Images for LARAS)

La Ciudad del Pecado se convirtió en la Ciudad del Amor al motivar a que dos importantes y conocidos cantantes presumieran a sus parejas en los Latin Grammy.

Fher de Maná plantó tremendo beso a su novia, una desconocida rubia que estaba sentada a su lado, antes de recoger su premio, en la gala televisada por Univision esta noche desde Las Vegas.

Asimismo, Prince Royce sorprendió a todos al desfilar del brazo de quien parecer ser su novia, la actriz Emeraude Toubia, quien también concursó en “Nuestra Belleza Latina” en la misma televisora y protagoniza “Shadowhunters”. Quizás el próximo estreno de esta serie de la mexicana haya motivado a que finalmente oficializaran su amor, tras más de un año de rumores, que el mismo cantante de bachata esquivó.

La presentación de sus novias y otros momentos terminaron siendo los más destacados y reveladores de la entrega de premios a lo mejor de la música latinoamericana.

Y es que la entrega número 16 de estos premios no necesitó de un hombre para fluir, ya que por primera vez dos mujeres: Jacqueline Bracamontes y Roselyn Sánchez conducieron el evento. Hasta ellas mismas comentaron de como no tenían que reirse de los malos chistes de sus compañeros varones y de “comediantes que se creían galanes. ¿Sería esa una indirecta para Eugenio Derbez?

Curiosamente, la rara mezcla de la música de banda con la urbana terminó siendo exitosa para La Banda El Recodo y Wisin. Esta colaboración fue tan contagiosa y tremendamente contrastante con la tranquila interpretación de “Back It Up” de Prince Royce, que el neoyorquino casi puso a dormir a la audiencia al ser justamente después de la de los mexicanos y el boricua.

Vestido de mariachi, Espinoza Paz demostró que no canta mal las rancheras. Así que sería una buena idea que explorará este género casi olvidado por los exponentes de hoy. Pese a que dudo de usar el traje minutos antes de ponérselo, demostró que sí puede lucirlo por su talento.

Otra actuación memorable fue la que hicieron Maná y Los Tigres del Norte. Al ritmo de “Somos más americanos” se fundió el rock con el norteño y hasta la actriz estadounidense Jada Pinkett-Smith bailó, o al menos su cabeza, y el mismo español Miguel Bosé se paró a bailar un poco y aplaudir.

Y como no podía faltar el momento político, Maná y Los Tigres del Norte terminaron este acto mostrando un cartel que decía: “Latinos unidos. No voten por los racistas!”

Tampoco como olvidar el “perreo” de la respetada actriz Rita Moreno, como toda una quinceañera.

Él que más festejó su triunfo fue Nicky Jam y su equipo al ganar por “El Perdón” en la categoría “Mejor interpretación urbana”, y dedicó su triunfo a su familia y a París tras los ataques periodistas en esa ciudad.

Fuente