image

 

En la historia del entretenimiento es famoso el mito de la vez en que Charles Chaplin participó en un concurso de imitadores de Chaplin, y no ganó. También corre el mismo rumor —falso— con Elvis Presley.

Pero esta vez sí tenemos documentado el momento en que otra estrella del espectáculo, la cantante británica Adele, engañó a varias de sus imitadores haciéndose pasar por una.

Pero el engaño no fue completo: sirvió la prótesis en la nariz y quijada para que no la reconocieran. Pero su voz es indistinguible e inimitable.

El reconocido presentador cómico de BBC Graham Norton convenció a la cantautora de realizar una broma, que resultó conmovedora. Adele apareció como “Jenny”, se cubrió sus tatuajes con guantes y participó en una audición de imitadoras.

Antes de subir al escenario, conversó con las otras imitadoras e incluso dijo estar enferma por los nervios.

Pero una vez empezó a cantar a nadie le cupo duda. Era ella.

El video ya suma más de 25 millones de reproducciones en YouTube.

Fuente