image

 

Sinead O’Connor sigue emitiendo mensajes desesperados desde su reclusión en un hospital de Dublín.

Ayer, Sinead publicó otro mensaje dirigido a su familia, en el que les suplicaba que fueran a verla. Al parecer, algunos de sus hijos se acercaron al hospital donde estaba, pero no pudieron hablar con su madre ya que se encontraba dormida. Al conocer estos hechos, O’Connor se dirigió directamente a ellos a través de Facebook.

“A mis hijos y mi familia. Vinieron a verme al hospital cuando estaba en terapia intensiva. Se fueron antes de que me despertara y no han vuelto. Por favor, ¿por qué hacen estas cosas? Los necesito. Necesito de su amor […] Saber que estuvieron allí y que se han ido me deja en agonía. Ahora estoy desesperadamente sola. Por favor. Por favor, ámenme. Por favor, vengan al hospital para pasar tiempo conmigo y ayudarme a arreglarlo todo. Por favor. Se los ruego. No me dejen tan sola y asustada”.

La cantante nunca ocultó sus problemas con el trastorno bipolar, y de una infancia marcada por el abandono y los malos tratos.

Fuente