image

 

El actor Charlie Sheen luchará para limpiar su nombre y demostrar que las acusaciones de su exprometida, Brett Rossi, son falsas después de que esta presentara una demanda contra él por causarle “estrés emocional” y por “negligencia” alegando que el intérprete no le contó que era VIH positivo cuando comenzaron su relación en 2013.

Además, Brett, también conocida como Scottine, alega que la estrella de Hollywood -que confirmó que era portador del virus del VIH el pasado mes de noviembre en una entrevista televisiva- le obligó a someterse a un aborto para que no tuvieran “un niño retrasado”.

“Charlie Sheen tiene la intención de luchar con todas sus fuerzas contra la demanda presentada por Scottine Ross. Confiamos en que el señor Sheen prevalecerá en esta acción y conseguirá una compensación por daños”, explicó el representante legal del actor, Martin D. Singer, a Us Weekly.

La exprometida de Charlie, que afirma haber mantenido relaciones sexuales sin protección con el actor en cinco ocasiones, explica en los documentos presentados junto a la demanda que nunca habría accedido a practicar sexo con el actor de haber sido consciente de su condición.

“Si Sheen le hubiese revelado a la demandante que era VIH positivo cuando se conocieron por primera vez, la demandante no habría mantenido relaciones sexuales con él y la consiguiente relación que nació entre ellos no habría sucedido”, reza la demanda presentada ante la corte de Los Ángeles.

Los representantes legales de Rossi alegan además que el equipo de abogados de Charlie intentó llegar a un acuerdo extrajudicial ofreciéndose a pagar a la joven un millón de dólares antes del pasado 2 de diciembre. Sin embargo, el actor decidió supuestamente que su exprometida había violado las condiciones del acuerdo para obtener el dinero después de dar la entrevista televisiva en la que reveló su enfermedad, tras lo cual se negó a firmar los documentos del contrato.

Fuente