image

 

Jennifer López ya se casó tres veces, pero guarda en uno de sus closets especiales, CUATRO vestidos de novia.

Según una fuente, además de guardar de recuerdo los vestidos que usó en su boda con Ojani Noa, en 1997, el de su boda con Cris Judd en 2001, y el vestido de su matrimonio con Marc Anthony en 2004, J-Lo también tiene en su armario el elegante vestido que Vera Wang le hizo cuando se comprometió – en octubre del 2002 – con Ben Affleck.

Aunque este último, ella nunca lo usó, lo guarda con mucho cariño.

“Ella dice que [los vestidos] son parte de su historia”, señala un amigo.

Fuente