Mientras medio mundo se cubre de capas para afrontar las bajas temperaturas propias del mes de diciembre, Miranda Kerr hace lo contrario. Desnuda y haciendo gala de su escultural figura. Así ha posado la súpermodelo de 32 años para la primera portada del 2016 de la edición de la revista Harper’s Bazaar.

A pesar de no llevar ninguna prenda, los complementos están cuidadísimos aportando un estilo muy chic y sofisticado al material fotográfico. Miranda luce unos altísimos zapatos Louboutin rosas, unos pendientes de Alinka, un collar de Swarovski, firma de la que es imagen, y anillos de Sarah & Sebastian.

El encargado de la dirección artística ha sido el fotógrafo Steven Chee y Lisa Storey ha sido la responsable del maquillaje. La producción se llevó a cabo en un exclusivo hotel de Los Ángeles el resultado queda a la vista.

A la modelo la vida le sonríe tanto en lo profesional como en lo sentimental.Desde hace varios meses que está en pareja con Evan Spiegel, el cerebro de la aplicación Snapchat, quien se convirtió con apenas 25 años en la persona más joven en superar los 1.000 millones de dólares de ingresos.

Fuente