image

 

El matrimonio de Antonio Banderas y Melanie Griffith terminará oficialmente a ojos de la ley el próximo 20 de diciembre después de que los actores pidieran el divorcio el año pasado.

Según los documentos obtenidos por Entertainment Tonight, el intérprete malagueño pasará a su exmujer una pensión mensual de manutención de 65 mil dólares. Además, el dinero que ambos obtuvieron gracias a sus respectivos trabajos en el cine entre 2004 y 2014, que en el caso de Antonio incluye las películas de Shrek, El gato con botas y Los mercenarios, se dividirá a partes iguales.

Sin embargo, un acuerdo que ambos firmaron cuando ya estaban casados especifica que el actor podrá conservar intactas las ganancias que obtuvo antes de 2004, que incluyen los beneficios que le reportaron las exitosas cintas de El Zorro.

Romance

Tras el final oficial de su matrimonio, Antonio podrá plantearse dar un paso más en el noviazgo que mantiene con Nicole Kimpel, 20 años menor que él, a quien siempre ha defendido a capa y espada asegurando que ella no fue la responsable de su separación.

“Nicole no ha sido el motivo de mi divorcio. La conocí en el Festival de Cannes el año pasado, pero los dos sabíamos dónde estábamos. Yo era todavía un hombre casado”, aseguraba el actor, aunque las cosas estaban abocadas a lo que después ha sido”, aseguraba el actor.

Fuente