La cantante utilizó un coche con una luz de emergencia instalada en el salpicadero para abandonar este miércoles el O2 Arena de Londres tras su concierto

Madonna se sumó a U2 y lejos de alejarse de París, luego de los múltiples atentados ocurridos el pasado 13 de noviembre, hizo un show en la Plaza de la República, el lugar donde se recuerda a las víctimas.

La reina del pop cantó, acompañada de un guitarrista, tres temas: “Ghosttown”, “Imagine”, de John Lennon, y “Like a Prayer”.

“Tan sólo queremos cantar un par de canciones sobre la paz, para difundir el amor y la alegría y honrar y mostrar respeto a las personas que murieron hace casi cuatro semanas“, dijo.

“¡No cederemos al miedo! Pienso en lo sucedido hace ahora casi un mes. El corazón de París y el corazón de Francia laten en el corazón de cada ciudad. El poder del amor es más fuerte que el amor del poder. Tenía 20 años cuando vine a París y fue aquí, en París, donde decidí que me iba a dedicar a la música”, agregó.

Madonna visitó la ciudad de la luz en el marco de su gira internacional Rebel Heart.

 

Fuente