image

 

Desde la gala de Miss Universo 2015, los comentarios y las críticas al respecto de la elección de la ganadora no han dejado de copar las redes sociales y los medios de comunicación. Resulta que la que finalmente consiguió alzarse como la justa coronada, Miss Filipinas, es amante del presidente del país, Benigno Aquino III, según el diario ‘South China Morning Post’.

Fue la propia Pia Alonzo Wurtzbach la que, el pasado mes de mayo, dio a entender en un programa de televisión del país asiático que esta información era cierta, y que le unía una relación muy estrecha al mandatario: “Hablamos con frecuencia, es un hombre divertido y muy gracioso”, admitía. Aunque cuando le preguntaban sobre la intensidad de su amistad, ella rehusaba ser explícita: “Él está muy ocupado con el país y yo con Miss Universo”:

La fama de seductor precede a Aquino, que desde que fuera elegido presidente no ha dejado títere con cabeza. Se le ha relacionado sentimentalmente con su estilista, Liz Uy, y con la presentadora de televisión Grace Lee. Desde que dejara de salir con la también política Shalani Soledad, con la que estuvo dos años, aseguraba que no tiene prisa por casarse: “Antes tenía más esperanzas de encontrar esposa. Ahora tampoco es que me apetezca”, declaraba el presidente de 55 años.

Este escándalo se suma al de la ya conocida y lamentable confusión de ganadoras: recordemos que durante un rato la mujer más guapa del mundo fue Ariadna Gutiérrez, Miss Colombia. Steve Harvey, presentador del certamen en Las Vegas (Estados Unidos), leyó de forma errónea la cartulina con la ganadora, y cuando se dieron cuenta Gutiérrez ya llevaba su corona y su banda de Miss Universo. Harvey se disculpó y Paulina Vega, anterior Miss Universo y prima de Gutiérrez, tuvo despojar a la joven de de la banda y la corona para entregárselas a Pia Alonzo Wurtzbach, Miss Filipinas, verdadera ganadora y amante del presidente filipino.

Fuente