image

 

El abogado Michael Kramer, quien representó a Lil Wayne en sus intentos de romper su contrato con el sello discográfico Cash Money Records, ha presentado este lunes en la corte federal de Manhattan una demanda contra el rapero por no pagar los 375,239 dólares que le debe, aun después de haber accedido a pagar 20,000 dólares en julio de 2013 y el resto en mensualidades, según informa XXL.

Kramer asegura haber “intentado en numerosas ocasiones resolver la disputa amigablemente, pero estos intentos terminaron siendo infructuosos”.

El despacho de Kramer representó al músico desde noviembre de 2014 a octubre de 2015, cuando dejó de hacerlo debido a su deuda.

Este octubre Lil Wayne fue denunciado por otro bufete de abogados, Garbett, Allen and Roza por no pagar los 80,000 dólares que le debía por representarle en el caso que perdió contra la empresa de alquiler de aviones Signature Group.

Y este abril, el exconductor del autobús de su gira, Mark Jones, interpuso una demanda contra el rapero por amenazarle con una pistola por parar a repostar gasolina durante un viaje a Búfalo (Nueva York).

Fuente