image

 

El acné sufrido durante nuestra adolescencia o primera juventud pudo haber dejado alguna que otra cicatriz en nuestro rostro. Es esa marquita que intentamos disimular con un poco más de maquillaje y que tan poco nos gusta.

Quien más y quien menos tiene alguna de estas señales ocasionadas por el acné, de ahí que siempre nos vengan bien estos remedios naturales con los que poder atenuar un poco su presencia.

Así pues, si tienes unos cuantos limones en casa, no te pierdas la oportunidad de descubrir un tratamiento económico y fácil que te ofrecerá un buen resultado.

¿Tomamos nota?

Los beneficios del zumo de natural para eliminar las marcas de acné

Tener espinillas no es lo mismo que sufrir las molestas marcas del acné. Las primeras pueden tratarse con antibacterianos naturales, pero en caso de esas pequeñas cicatrices, las necesidades son otras:

Hay que tratar el tejido dañado a través de elementos que reactiven la circulación y la elasticidad.
Buscamos también un producto natural que favorezca la reparación del colágeno.

Queremos desinflamar esa zona crítica del rostro.

Además de disminuir la inflamación, nutrir y reparar otro objetivo no menos importante es “blanquear” esa marca que casi siempre aparece en nuestro rostro con una coloración diferente.

Descubre cómo puedes adelgazar con ayuda del limón

Todas estas necesidades pueden ser cubiertas por el zumo de limón. La razón de ello se debe ante todo a su alto nivel de antioxidantes y vitamina C. Veámoslo con más detalle:

El limón contiene propiedades astringentes y ácidos esenciales que estimulan la circulación de la sangre en las pequeñas cicatrices faciales.
La vitamina C blanquea la piel y repara tejidos heridos o inflamados.

Otro dato importante es que la vitamina C es esencial para favorecer la producción de colágeno.

El limón repara la piel apagada o muerta. Nutre, sana y aporta flexibilidad.

Cómo preparar mi remedio natural para eliminar las marcas del acné

Ingredientes
El zumo de 1 limón
Nota: Si tenemos la piel sensible diluiremos el zumo del limón con un vaso de agua (200 ml)

Utensilios

Un cuenco o un bol
Un disco de algodón

Aplicación
En primer lugar hemos de señalar lo siguiente: este tratamiento es un poco agresivo, por lo tanto, si tu piel es sensible mezcla el jugo del limón con un vaso de agua.

Si tu piel es normal o, por ejemplo, ligeramente grasa, nos beneficiaremos del uso del limón natural sin diluir. Sea como sea, para aplicar el tratamiento basta con que lleves el zumo a un cuenco, y que humedezcas después un disco de algodón.
Aplicaremos el zumo de limón solo en la zona afectada, es decir, ahí donde estén las marcas de acné. Permite que se seque y enjuaga después con agua tibia.
Si deseas que haga un efecto más rápido, podemos aplicarlo en las marcas de acné durante 3 noches seguidas. En este caso no hará falta que nos enjuaguemos, pasaremos la noche con ese tratamiento en nuestras pequeñas cicatrices.
Es importante también que al día siguiente nos lavemos la cara con normalidad, y que hagamos uso de un protector solar (hay bases de maquillaje que ya lo incluyen). El limón suele blanquear la piel, y el sol puede alterar nuestro tratamiento, así que siempre es mejor protegernos.
Hazlo durante 3 días seguidos y observa la mejora de esas marcas de acné.

Fuente