image

 

La inflamación abdominal, también conocida como distensión, es uno de los síntomas más incómodos que pueden experimentar tanto las personas con sobrepeso como las delgadas.

Esa molesta sensación no se debe confundir con el aumento de peso por grasa ya que, por lo general, está causada por una mala combinación de alimentos, el síndrome premenstrual, los gases y otros factores que estimulan el proceso inflamatorio.

Una de las cosas que más preocupa a quienes la padecen es que suele hacer lucir el cuerpo más inflamado, haciendo incluso que las prendas aprieten y formen rollitos en la zona.

En ocasiones también provoca una sensación de pesadez y dolor que, más allá de lo estético, indica una dificultad digestiva.

Por fortuna, existen algunas fórmulas naturales para sentir alivio en poco tiempo, incluso cuando la hinchazón es por un trastorno estomacal.

Este es el caso de un delicioso jugo de sandía y pepino cuyas propiedades favorecen la eliminación de los desechos y los gases.

Es muy refrescante, fácil de preparar y se puede disfrutar en todos esos momentos en los que se desea lucir un vientre plano. ¿Quieres saber en qué consiste?

Jugo de sandía para eliminar los gases y desinflamar el abdomen
Por su alto contenido de agua y nutrientes esenciales, y su bajo índice de calorías, esta bebida es perfecta para complementar todo tipo de dietas.

Sus propiedades digestivas favorecen la expulsión de los gases y desechos, a la vez que apoya la absorción de nutrientes y disminuye la sensación de hinchazón.

La sandía se mezcla con otros ingredientes saludables como el pepino, el apio y el limón, todos famosos por actuar como estimulantes del sistema gastrointestinal.

Beneficios de la sandía

Esta deliciosa fruta tropical está compuesta en un 92% de agua y contiene antioxidantes, fibra y otros importantes nutrientes que mejoran la salud general del cuerpo.

Está catalogada como uno de los mejores diuréticos naturales, ya que actúa de forma eficaz contra la retención de líquidos y la inflamación.

Tiene cualidades depurativas que impulsan la eliminación de los desechos del cuerpo para optimizar la función del hígado y otros órganos purificadores como los riñones y el colon.

Por su aporte significativo de fibra regula el movimiento intestinal, participa en el buen funcionamiento del corazón y apoya la pérdida de peso.

Beneficios del apio

Es una de las hierbas diuréticas más utilizadas en todo lo que tiene que ver con el sistema digestivo.
Es bueno para combatir los gases, aliviar el dolor y evitar trastornos como el estreñimiento y la retención de líquidos.

Beneficios del pepino

Con propiedades muy similares a las que aporta la sandía, el pepino es una hortaliza baja en calorías y grasa, ideal para combatir la inflamación y los problemas estomacales.

Su consumo disminuye la hinchazón y promueve la eliminación de gases para evitar otros síntomas como el dolor y la sensación de pesadez.

También es bueno para mantener la buena salud de la piel y reducir el daño oxidativo causado por los radicales libres.

Beneficios del limón

Este cítrico es un excelente laxante natural, idóneo para desintoxicar el cuerpo y prevenir afecciones como el estreñimiento.

Sus antioxidantes frenan el daño celular y, a su vez, cuenta con propiedades alcalinas que participan en la regulación del pH del cuerpo.

Cómo preparar este jugo para desinflamar el abdomen

Por su facilidad de preparación, esta bebida es ideal para esos momentos de incomodidad que ocasiona la inflamación estomacal.

Se puede ingerir como remedio, pero también es apropiado incluirlo en la dieta como medida preventiva.

Es muy refrescante y por supuesto es una gran alternativa para esos refrescos comerciales que empeoran este problema.

Ingredientes

½ sandía
1 manojo de apio
1 pepino
1 limón
1 y ½ litro de agua

Preparación

Retírale las semillas a la sandía y córtala en varios trozos.
Pela y trocea el pepino y lava el manojo de apio.
Lava y corta el limón en varias rodajas.
Introduce la sandía, el pepino y el apio en la licuadora y bátelo con un poco de agua.
Sin colar, viértelo en una jarra y agrégale las rodajas de limón y el resto de agua.
Déjalo reposar en el refrigerador y sírvelo.
Le puedes agregar cubitos de hielo para hacerla más refrescante.

Modo de consumo

Toma un vaso de la bebida ante los primeros síntomas de hinchazón o indigestión.
Ingiérelo media hora después de cada comida principal.
Para desintoxicar y combatir la inflamación tómalo una semana seguida.
Anímate a prepararlo en casa y comprueba que es uno de los mejores aliados para conseguir ese vientre plano que tanto deseas.

Fuente