image

 

Este fin de año fue bastante emocionante para Louis Tomlinson, de One Direction, a quien se le subieron las copas en un bar, por lo que fue expulsado del lugar, junto a su novia, la actriz Danielle Campbell y varios de sus amigos.

Al parecer, un amigo de Louis hablaba en un tono muy alto, por lo que se le pidió bajar la voz, un regaño que ninguno de los chicos pudo soportar, mucho menos el cantante quien insultó al dueño del lugar, que mandó sacarlos.

Pero este escándalo quedó en sólo un chisme de tabloides, ya que inmediatamente se fueron a otro club, bastante conocido en Londres, donde siguieron la fiesta.

Fuente