image

 

En el más reciente episodio del reality Keeping up with the Kardashians (E!), el ex novio de Kourtney Kardashian Scott Disick confesó que no ha sido fácil sobrellevar el estar lejos de la famosa y controversial familia, luego de que la mayor de las hermanas terminara su relación el año pasado.

Prueba de ello es que, pese a su aparente relación con la modelo Lina Sandberg, decidió comprar una casa de $5,96 millones cerca de la residencia que comparte el clan en Los Ángeles, según el portal TMZ.

De acuerdo a ese medio, el padre de los hijos de Kourtney compró una mansión a tan solo millas de las casas de Kim, Khloé, Kourtney y la madre de estas, Kris Jenner, en busca de su apoyo para mantenerse sobrio.

La casa ubicada en la exclusiva comunidad de Hidden Hills, lo mantendrá más cerca de los tres hijos que tiene con Kourtney.

La residencia de siete cuartos cuenta con una gigantesca piscina, además de una bodega para vinos, según TMZ.

Fuente