image

 

Las Kardashian venden de todo, desde su propia reality a líneas de maquillaje o aplicaciones digitales, pero cuando se trata de revistas, el clan parece que no triunfa.

Según el portal especializado WWD, las ventas de las publicaciones en las que han aparecido en la portada se han quedado lejos de ser estelares.

Un ejemplo que proporcionó este medio es la edición de noviembre de la revista Cosmo, en la que salían Kim, Kardashian, Kourtney Kardashian, Khloé Kardashian, Kendall y Kris Jenner. Con 436,500 copias fue una de las portadas peor vendidas del año para esa publicación.

Lo mismo le sucedió a principios del año pasado a la portada, también de Cosmo, con la pequeña de las Jenner, al igual que a otra de Glamour con Kim, que vendió un 14 por ciento menos de copias de lo habitual. En el caso de la portada de marzo de Allure con Kendall, se vendieron unas 4,000 copias menos de la cifra general.

No a todo les ha ido tan mal. Kylie logró vender más copias de Teen Vogue de lo normal, si bien fueron unas 1,000. Tampoco fracasó Rolling Stones con Kim y Women’s Health con Khloé.

Fuente