image

 

A pesar de que siempre ha sido un aficionado a los deportes de riesgo, Leonardo DiCaprio tiene muy claro que nunca volverá a realizar paracaidismo después de sufrir la “peor experiencia” de su vida en su primer salto, cuando su paracaídas falló y estuvo a punto de estrellarse contra el suelo.

“Salté del avión. Y el primer paracaídas no se abrió. Era un salto en pareja, así que tenía a alguien enganchado a mi espalda (el instructor), él corto las cuerdas del primer paracaídas y empezamos a caer en picado hacia el suelo. Ahí es cuando empiezas a ver escenas de tu vida pasar por delante de tus ojos. Después el segundo paracaídas estaba enredado, y podía ver los paracaídas de todos mis amigos abriéndose y yo todavía estaba cayendo en picado. El paracaídas siguió enredado durante unos 20 o 30 segundos más. Finalmente el monitor consiguió desenredarlo y me dijo: ‘Probablemente vayas a romperte las piernas porque estamos cayendo demasiado rápido’. Así que fue una de las peores experiencias de mi vida y no pienso volver a repetirla nunca”, contó el actor en “The Ellen DeGeneres Show”.

Lo que sí que no le da miedo a Leonardo es poner en peligro su integridad física con tal de realizar una buena interpretación, como demostró en su última película, “El renacido” de Alejandro González Iñárritu, en cuyo rodaje se enfrentó a temperaturas bajo cero y comió hígado crudo para sorpresa del cineasta mexicano.

“Nunca antes había tenido una relación tan fácil con nadie. No podría haber sido más valiente o haber colaborado más, e incluso me animó a hacer más cosas. No hizo falta que le convenciera. Incluso tuve que pararle en alguna ocasión”, explicaba recientemente Iñárritu en una entrevista al periódico The Observer.

Fuente