image

Aunque sus síntomas pueden ser parecidos a los del resfriado común, la rinitis alérgica tarda más tiempo en resolverse y sus síntomas pueden empeorar cuando hay mucho sol.

Remedios caseros para la rinitis alérgica

Entre un 10 y un 20% de la población sufre esta alergia causada por una reacción exagerada del sistema inmune al inhalar diversas sustancias.

En este artículo te contaremos cuáles son los mejores remedios caseros para la rinitis alérgica. ¡No te los pierdas!

Qué saber sobre la rinitis alérgica

La rinitis es una inflamación de las mucosas o membranas internas de la nariz. Son varios los microorganismos que causan este tipo de alergia. Sin embargo, los más frecuentes son:

Polen de hierba o flores
Pelos de animales
Plumas de aves
Polución ambiental
Flores de árboles
Ácaros de polvo (presentes en las sábanas)
Esporas de moho en el aire
Caspa de mascotas
Los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer rinitis alérgica son:

Antecedentes familiares
Sufrir otras alergias
Sistema inmune debilitado
Exposición al humo de cigarrillo

Este problema es más frecuente en los hombres que en las mujeres y hay varios tipos:

Estacional o fiebre del heno
Perenne, que se produce todo el año
Gripe

Los síntomas comunes de la rinitis por alergia (que pueden afectar la calidad de vida del enfermo) son:

Secreción nasal
Comezón en la nariz
Estornudos repetitivos
Ojos llorosos e hinchados
Dolor de cabeza
Resequedad de garganta
Debilidad
Fatiga
Manchas oscuras debajo de los ojos
Tos seca
Problemas de concentración
Como muchos de los signos de la rinitis son similares a los del resfriado común, muchas personas le restan importancia o se confunden el cuadro.

Una manera de darse cuenta cual estamos sufriendo es analizar las secreciones nasales. En el caso de la alergia son transparentes y acuosas. Además, los síntomas empeoran cuando hay mucho sol.

El tiempo de curación es también superior en la rinitis: puede durar varias semanas.

Los mejores remedios para la rinitis alérgica

Para poder reducir los signos de esta alergia las recetas caseras son de vital ayuda. Las más destacadas son:

Vinagre de manzana

Tiene propiedades antihistamínicas y antibióticas y puede ayudar a reducir los estornudos y la congestión nasal. A su vez es perfecto para regular el sistema inmunológico. Para aprovechar sus bondades puedes preparar el siguiente remedio.

Ingredientes
2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)
1 cucharadita de miel (7,5 g)
1 cucharadita de zumo de limón (10 ml)
1 ½ vaso de agua tibia (300 ml)
Preparación
Pon el vinagre, la miel y el limón en un vaso.
Añade el agua y remueve bien con una cuchara.
Bebe 3 veces al día (mañana, tarde y noche).

Ajo
Beneficios del ajo

Son muchas las propiedades que tiene esta hortaliza que no puede faltar en casa (como medicina y como ingrediente en miles de recetas). Es un potente antibiótico, antibacteriano, antiviral y estimulante de las defensas del cuerpo.

Puedes masticar 1 diente de ajo crudo cada mañana o incluirlo en las recetas cotidianas.

Cúrcuma

Sirve para reducir todo tipo de alergias, ya que es antiinflamatoria y antioxidante. Además mejora el sistema inmune y reduce la congestión, los estornudos y la sequedad en la boca. Puedes consumir la cúrcuma en diferentes recetas o preparar un remedio casero. Te damos 2 opciones.

Ingredientes
6 cucharadas de cúrcuma en polvo (60 g)
6 cucharadas de miel (150 g)

Preparación
Mezcla la cúrcuma con la miel en un recipiente hasta que se forme una especie de pasta.
Guarda tapado en la nevera.
Consume 1 cucharada en ayunas y otra antes de ir a dormir durante la temporada de alergias.

Remedio con leche
Ingredientes
1 cucharada de cúrcuma (10 g)
1 taza de leche tibia (250 ml)

Preparación
Calienta la leche y retira del fuego antes de que rompa el hervor (o deja enfriar una vez que entró en ebullición).
Mezcla con la cúrcuma y remueve bien.
Bebe todas las noches antes de ir a la cama.
Lee también: 3 batidos de cúrcuma ricos en antioxidantes, tan deliciosos que no creerás sus beneficios

Jengibre

Un remedio muy útil para la rinitis alérgica, porque es un antihistamínico potente y un antiviral como ningún otro. Como si fuera poco, el jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas y refuerza el sistema inmunológico.

Reduce el dolor de cabeza y la secreción y congestión nasal. Además de masticar una rebanada bien fina de esta raíz cada día puedes a su vez preparar un remedio casero muy eficaz. Ingredientes:

1 cucharada de jengibre rallado (10 g)
1 taza de agua (250 ml)
1 ramita de canela
1 cucharada de miel (25 g)
El zumo de 1 limón

Preparación
Coloca el agua con el jengibre y la canela en un cazo, lleva a ebullición y deja que se realice la decocción durante 5 minutos.
Cuela y añade la miel y el limón.
Bebe 2 veces al día (mañana y noche, por ejemplo).

Ortiga

Es un perfecto antihistamínico y antiinflamatorio que se usa en la medicina alternativa desde hace cientos de años para tratar las alergias estacionales. Proporciona un alivio rápido a la picazón y congestión nasal, la tos y los estornudos. Puedes preparar una infusión de ortiga.

Ingredientes
1 cucharada de hojas secas de la planta (10 g)
1 taza de agua (250 ml)
1 cucharada de miel (25 g)

Preparación
Pon en un cazo el agua y las hojas de ortiga.
Calienta y, cuando empiece a hervir, deja 5 minutos.
Retira del fuego y deja reposar 10 minutos tapado.
Cuela y añade la miel.
Bebe entre 2 y 3 veces por día.

Alfalfa

Tiene una buena cantidad de vitaminas A y K, así como también clorofila y varios oligoelementos que reducen los síntomas de la rinitis. Para aprovechar sus bondades se debe preparar una infusión.

Ingredientes
3 cucharadas de alfalfa (30 g)
2 tazas de agua (500 ml)
1 cucharadita de miel (7,5 g)
2 cucharadas de zumo de limón (20 ml)

Preparación
Hierve el agua con la alfalfa durante 10 minutos.
Retira y cuela.
Añade el limón y la miel.
Deja entibiar un poco y bebe a lo largo del día.

Fuente