Adele-Super Bowl-Raccoonknows.jpg

 

La cantante británica Adele se ha visto obligada a suspender el segundo de los dos espectáculos que tenía programados en la ciudad de Phoenix (Arizona) como parte de la exitosa gira con la que presenta por todo el mundo su más reciente disco, ’25’, y así se lo ha hecho saber a todos sus seguidores a través de las redes sociales.

Por medio de un conmovedor vídeo en el que se dirigía directamente a todos aquellos que esperaban con entusiasmo su actuación de ayer miércoles en el Talking Stick Resort Arena, la intérprete reveló que llevaba varios días luchando contra un fuerte catarro del que, desgraciadamente, no había logrado desprenderse a tiempo.

“Hola a todos, especialmente a mis fans de Phoenix y de Arizona. Desafortunadamente, no podré estar con vosotros esta noche, en mi segundo concierto en la ciudad, y de verdad que lo siento.Llevo dos días con catarro, he estado forzando demasiado y, aunque disfruté mucho del concierto de ayer, creo que me pasé de la raya. Como podéis ver, el catarro me ha arrebatado lo más preciado que tengo, y si actuara hoy el espectáculo no sería demasiado bueno. De verdad que siento mucho haberos decepcionado”, explicó la artista en Instagram.

A video posted by @adele on

La portentosa vocalista no pudo disimular su malestar ante la obligación de tener que cancelar conciertos por culpa de cambios impredecibles en su estado de salud, además de insistir en que había hecho todo lo posible por recuperarse a tiempo de los problemas que sufre actualmente su garganta, sin resultados visibles.

“Estoy disfrutando muchísimo de mi tour, por eso me molesta tanto tener que cancelar un espectáculo. Es cierto que he estado dando el máximo de mí misma y eso explica que de vez en cuando no me encuentre bien. Llevo toda la mañana cantando para poder calentar la voz, y está claro que la estrategia no está funcionando“, aseveró.

No obstante, Adele prometió a sus admiradores de Phoenix que pronto fijaría una nueva fecha para recompensarles por su paciencia y comprensión, aunque por el momento tendrá que intentar acelerar su recuperación para llegar en plena forma al Staples Center de Los Ángeles el próximo sábado día 20 de agosto.

Fuente