image

 

La cantante británica Adele lleva más de tres años con su actual pareja, Simon Konecki, pero hasta ahora ni se ha casado ni siente la necesidad de hacerlo.

“He dicho un millón de veces que no estoy casada y todo el mundo sigue diciendo que lo estamos. Pero sí, seguimos juntos. No hemos roto. Nunca hemos roto. Hemos estado siempre juntos. Simplemente no hemos sentido la necesidad de tener que casarnos. Hemos tenido un niño juntos [Angelo]. Siento que ese es un vínculo lo suficientemente grande”, explica la artista en la revista Rolling Stone.

Adele no tiene más que buenas palabras para su pareja y padre de su hijo de tres años porque se siente muy cómodo con el éxito de ella.

“Me apoya mucho. Y para eso hace falta un hombre grande, porque tengo mucho éxito en lo que hago. A mi último novio le incomodaba mi éxito y el hecho de que tuviera que compartirme con mucha gente”.

Su novio anterior fue quien provocó la herida emocional que le inspiró para escribir su segundo álbum, ’21’, que vendió más de 30 millones de copias en todo el mundo y que la convirtió en estrella mundial; pero aquel amor quedó ya atrás por lo que le ha hecho gracia que algunos digan que la canción ‘Hello’ se refiere a él.

“Si yo estuviera aún escribiendo sobre él, sería terrible. ‘Hello’ trata sobre reunirme conmigo misma, reconectar conmigo misma”, explica.

Y aunque está muy feliz con su familia, echa de menos haberse dedicado más tiempo a ella misma.

“Me he arrepentido de muchas cosas desde que cumplí los 25. Y la tristeza me golpea de formas diferentes a cómo solía hacerlo. No porque sea famosa sino porque no creo que tenga tiempo otra vez. [Tiempo para] ser periodista o ser profesora. Y nunca voy a estar sola. Soy una madre y mantengo una relación muy seria, por lo que ya nunca voy a ser solo yo.

No me arrepiento de nada de eso. Esas no son las cosas de las que me arrepiento, pero siento que no me he dedicado mucho tiempo a mí misma. Fui la hija de mi madre y ahora soy madre. He tenido solo cinco años para solo ser yo”, explica a la revista.

Fuente