cemento

SANTO DOMINGO. La demanda de cemento en el país incrementó de 2.6 millones de toneladas en 2012 a cuatro millones de toneladas en 2015.

Las cifras fueron dadas a conocer ayer por el presidente de la Asociación Dominicana de Productores de Cemento (Adocem), durante una rueda de prensa en el salón Orlando Martínez del Palacio Nacional.

El presidente de la entidad, Gabriel Ballestas, informó que, el hecho de que el consumo de cemento haya registrado un crecimiento de un 53% en los últimos tres años, se debe al impulso de la construcción de aulas y viviendas a nivel nacional por parte del gobierno.

“Esas son cifras que no se ven en ninguna otra parte de la región. Esperamos cerrar alrededor del diez por ciento del crecimiento, que ha implicado un consumo per cápita de cemento de cuatrocientos kilos. Ese consumo es un récord a nivel de la región, el segundo indicador a nivel de la región después de Panamá, lo que coloca a la República Dominicana en un líder en este esquema”, agregó.

Producción y exportación
El presidente de Adocem precisó que, en este 2015, la producción de cemento alcanza las 5.4 millones de toneladas.

De acuerdo a un documento entregado por la institución, la producción de cemento en 2012 fue de un 3.8 por ciento, y de cinco por ciento en 2014.

“El mercado de exportación (alrededor del 30% de la producción) del cemento dominicano ha venido en crecimiento continuo, pasando de aproximadamente medio millón de toneladas en 2009 a casi triplicar este monto al cierre del 2014”, refiere el informe.

Ballestas declaró que el país consumirá cuatro millones de toneladas de cemento, y exportará alrededor de 1.4 millones de toneladas.

Proyectos de Adocem
“Estamos trabajando en la profesionalización de la construcción para hacer posible los desarrollos habitacionales de gran envergadura, y también para en un futuro promover la construcción de vías en concreto en la República Dominicana”, sostuvo Ballestas.

En ese tenor, añadió que la construcción de vías de concreto tiene un “enorme potencial” de durabilidad.

FUENTE