e-cigarette-explosion-RACCOON KNOWS

Una adolescente perdió la visión en un ojo luego de que le explotara la batería de un cigarrillo electrónico (e-cigarette) en su cara.

El trágico incidente afectó a  Leor Domatov, de 14 años, quién sufrió quemaduras y perdió la vista de un ojo como consecuencia de un error de una empleada del quiosco en una plaza comercial de Brooklyn. La mujer, supuestamente, colocó una batería equivocada en el dispositivo.

El hecho ocurrió el 5 de abril, cuando Domatov visitó el local Vape On de Kings Plaza junto a dos amigos.  Al acercarse al puesto de cigarrillos,  la empleada les permitió manejar diferentes dispositivos e incluso les ofreció productos en violación de la ley estatal y de la ciudad, según elabogado de DomatovMarc Freund.

Es ilegal permitir que las personas menores de 21 años compren o manejen dispositivos para fumar.

“La vendedora me estaba enseñando diferentes tipos, me pasó uno de los cigarrillos electrónicos y mientras me lo mostraba conectó la batería que explotó en mis manos y en mi cara”, relató Domatov a PIX 11.

Como resultado de la explosión, fragmentos del metal de la batería penetraron en los ojos de la joven y le provocó una grave lesión en una de sus manos.

Un empleado dijo que ese era el segundo día de trabajo de la vendedora.

La estudiante de octavo grado se está recuperando de las graves lesiones.

“En mi ojo izquierdo, tengo un corte en la córnea y no puedo ver a través de ella, y en mi ojo derecho, la córnea fue cortada a la mitad y puedo ver un poco”. “Tengo graves quemaduras en ambas manos. Es muy doloroso”, agregó.

El Departamento de Asuntos del Consumidor de la ciudad dijo que está investigando el incidente.

FUENTE