explosión-concierto-Ariana Grande-Manchester-Raccoonknows.jpg

 

La Policía de Manchester confirmó al menos 19 muertos y cerca de 50 heridos después que se produjera una explosión en los alrededores del Manchester Arena en donde se presentaba la cantante Ariana Grande.

El incidente es tratado como un posible un acto de terrorismo. Se desconoce si los muertos fueron causados por la exlosión o por la estampida.

Videos en redes sociales mostraron al público corriendo para salir del recinto. Algunos testigos hablaron de dos explosiones. La estación de metro de Victoria, la más cercana al inmueble, fue cerrada mientras que el metro fue suspendido. Taxistas llegaron al área para ayudar a evacuar a las personas.

Un mujer que asistió al concierto, Hannah Dane, le dijo a The Guardian que se había oído una explosión en el interior y un temblor. “Entonces todo el mundo empezó a gritar y trató de salir”, añadió.

Otra asistente dijo que la salida del coliseo, el más grande de Manchester, fue una escena de “pánico y confusión”. Algunas personas creyeron que se trataron de los globos que hacían parte del decorado del evento. El olor a quemado y el humo confirmaron que se trataba de algo mayor.

Otro testigo explicó que poco después de que la cantante se despidiera del público “las luces se encendieron, se produjeron grandes estruendos y la gente empezó a correr y gritar”.

“Nos metimos en un ascensor hacia el piso superior, hacia las salidas. Cuando se abrieron las puertas vi sangre en el suelo y dos personas heridas. Tenían sangre en toda su cara”, afirmó ese testigo.

Ariana Grande es una de las nacientes estrellas del pop. Su público está compuesto por adolescentes y millennials.

Fuente