MArcha-orgullo-gay-raccoon-knows

NUEVA YORK – La ciudad de Nueva York se vistió de fiesta el domingo mientras miles de personas se congregaron luciendo los colores del arco iris a lo largo de la Quinta Avenida en Manhattan para celebrar la Marcha de Orgullo Gay.

“¡El amor es amor en todos los 50 estados!”, coreaba el grupo de marchantes representando a la organización Marriage Equality USA a lo largo de la Quinta Avenida.

“¿Qué queremos?” “¡Matrimonio igualitario!” “¿Cuándo lo obtuvimos?” “¡El viernes!”, cantaba el grupo mientras los espectadores ondeaban sus banderas multicolores y celebraban la decisión que tomó el Tribunal Supremo de los Estados Unidos de reconocer legalmente la unión de los personas del mismo sexo en todos los estados.

El evento prometió ser una gran fiesta para todos los presentes – amigos y extraños, activistas y gente que sólo quería pasar un buen rato – todos disfrutando de formar parte de un momento histórico para la comunidad Lesbiana, Gay, Bisexual y Transgénero (LGBT).

Entre el mar de personas, se encontraban Cristina Corres (21) y Arlene Gómez (36).

Tras cuatro años juntas, las dos boricuas esperan poder casarse pronto. La pareja se conoció en su lugar de trabajo y el resto “ha sido historia”.

“Venimos todos los años (a la marcha)”, dijo Corres mientras ondeaba una de las banderas, rodeada de amigos y su familia.

 

Arlene Gómez (izq.) y Cristina Cores en la Marcha de Orgullo Gay 2015.

Mientras tanto, Gonzalo Donan (24) y Sergio Salinas (34) se comprometieron el mes pasado.

El mexicano y el chileno decidieron casarse aquí mismo en la ciudad de Nueva York, pues es uno de los lugares que permitía en el momento el matrimonio entre las personas del mismo sexo.

Pero ahora podrán celebrar su casamiento en cualquier parte.

“Recordemos que hace 25 años nos estaban dejando morir de VIH. (La decisión del Tribunal Supremo) es algo lindo y un logro que debe celebrarse”, dijo Donan, mientras sonreía. “Nos están dando los derechos que merecemos como cualquier ciudadano de los Estados Unidos.”

A pesar de la lluvia, un estimado de dos millones de personas se dieron cita al medio día en la calle 36 para marchar a lo largo de la Quinta Avenida hasta las calles Christopher y Greenwich en el West Village.

Entre los espectadores, habían parejas, familias, niños, abuelos y personajes pintorescos observando las carrozas, gritando llenos de júbilo y bailando al son de la música.

El gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo, el alcalde Bill de Blasio y representantes del Concejo Municipal como Melissa Mark-Viverito y Jimmy Van Bramer se dieron cita también en el evento.

“Este día es de libertad (para nosotros)”, dijo Gómez.

FUENTE