Alianza entre el PLD y el PRD redefine escenario en dos bloques al 2016

SANTO DOMINGO. El panorama político fue redefinido ayer con la votación del bloque de diputados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) a favor de la reforma a la Constitución, como preludio del pacto electoral que se encamina a firmar con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

La creación del “Gobierno de Unidad Nacional”, que impulsa el presidente Danilo Medina elimina el nombre de “Bloque Progresista”, ideado por el expresidente Leonel Fernández, por lo que ahora los aliados pasan a la sombrilla y el toque personal del mandatario.

Lo histórico es que tres partidos tradicionalmente antagónicos en diferentes escenarios del postrujillismo, PLD, PRD y Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) transitan hacia un acuerdo, a pesar de que lo hicieron Juan Bosch y Joaquín Balaguer en la postrimería de sus carreras políticas con el “Frente Patriótico” en la segunda vuelta de los comicios de 1996.

El PRD y el PRSC suscribieron la llamada “Alianza Rosada” en febrero de 2006 para los comicios congresuales y municipales de ese año. El PRD lo presidía Ramón Alburquerque y el PRSC, Federico Antún.

El estratega político José Carlos Nazario consideró saludable para el país, ya que se recompone el “bialiancismo”.

“La sociedad dominicana va tener por un lado un gobierno representativo de lo que quiere la mayoría, y por otro una oposición regia y articulada, y ojalá que haciendo su tarea para que se puede gobernar bien”, expresó.

En la mira del “Gobierno de unidad nacional” están los partidos Demócrata Institucional (PDI), Revolucionario Independiente (PRI) y Partido Nacional de Voluntad Ciudadana (PNVC).

Cambios repentinos

El panorama político nacional cambió desde el 19 de abril pasado, cuando el Comité Político del PLD decidió mayoritariamente buscar la reelección. Hasta ese momento, el expresidente Leonel Fernández parecía que iba a ser el candidato presidencial del PLD.

Una semana después llegó el contundente triunfo de Luis Abinader, que acalló las voces que daban al expresidente Hipólito Mejía como seguro candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Luego de 39 días de conflictos internos, el PLD se unifica entorno a la reforma constitucional, lo que obliga al PRD a tomar una decisión, ante los caminos cerrados para un acuerdo con el PRM.

Convergencia y oposición

La oposición, encabezada por Luis Abinader y el PRM, tendrá la tarea de nuclear la mayor cantidad de fuerzas políticas y sectores de la sociedad civil, ya que enfrentaría a un bloque de unos 18 partidos políticos que respaldarían al mandatario.

También tiene el reto de llegar a un acuerdo con Guillermo Moreno, a quien las encuestas ubican en su mejor momento.

Hasta el momento, integran la Convergencia el PRM, el Frente Amplio y el Partido Humanista Dominicano (PHD). El estratega político Nazario consideró que el PRM necesitaba recuperar la boleta del PRD por lo que significa.

Opositores

Son partidos políticos de oposición reconocidos, el Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), la Alianza por la Democracia (APD) y Dominicanos por el Cambio (DXC). Alianza País, que preside Guillermo Moreno, está a la espera de su reconocimiento, ya que lo perdió tras participar solo en los comicios del 2012. Han solicitado reconocimiento ante la Junta Central Electoral el Partido V República, el Partido de la Esperanza Nacional (PEN), Movimiento Primero la Gente (MPG), Movimiento Rebelde y el Movimiento Patria para Todos (MPT).

FUENTE