Los 11,4 millones de inmigrantes irregulares pagaron en 2012 un total de $11,840 millones en impuestos

La aplicación completa de las medidas ejecutivas del Gobierno de Barack Obama en 2012 y 2014 arrojaría un total de $845 millones más en impuestos locales y estatales al año, según las estimaciones del Instituto de Políticas Económicas y de Impuestos (ITEP, por su sigla en inglés).

Un nuevo estudio de esta organización no-gubernamental publicado hoy revela asimismo que dar residencia permanente, y por tanto cobertura para trabajar de manera legal, a los 11,4 millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país incrementaría en $2,200 millones anuales la recaudación de impuestos local y estatal.

Según el ITEP, los 11,4 millones de inmigrantes irregulares pagaron en 2012 un total de $11,840 millones en impuestos locales y estatales.

“Los inmigrantes indocumentados pagan estos impuestos, por ejemplo cuando adquieren bienes y servicios o los impuestos a la propiedad de sus casas o indirectamente como arrendadores”, explica esta organización en su studio.

En noviembre pasado, Obama anunció una serie de medidas migratorias que incluían la ampliación del programa de 2012 conocido como Acción Diferida (DACA), que ha evitado la deportación de más de medio millón de jóvenes que entraron al país siendo niños, y la Acción Diferida para la Responsabilidad de los Padres (DAPA).

La aplicación de este paquete de medidas ejecutivas, que rechaza frontalmente la oposición republicana, supondría la regularización temporal de más de 5 millones de inmigrantes indocumentados.

Estas medidas se encuentran en suspenso por orden de un juez federal de Texas tras una demanda de 26 estados, 24 de ellos gobernados por republicanos.

Delegaciones de inmigrantes y activistas de varias regiones del país viajan hoy a Nueva Orleans para abogar por el alivio migratorio del Gobierno, en la víspera de la audiencia que celebra mañana el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, ubicado en esta ciudad de Luisiana.

FUENTE