La multinacional y actualmente el titan de las compras por internet a nivel mundial, es decir el muy conocido por todos Amazom, ahora quiere evitar los robos de las contraseñas de las cuentas de sus usuarios y propone cambiar los passwords por las fotografías, específicamente por fotografías de tipo Selfies.

selfie

Pues si, los selfis siguen hoy por hoy de moda y no solo para hacerse fotos con los amigos o con la familia. La última en sumarse a la fiebre de este tipo de imágenes ha sido la compañía Amazon, quien actualmente busca la aprobación de una patente que sustituya las contraseñas de los usuarios por un auto retrato de los mismos.

Según indica la multinacional, de esta manera mantiene o mejor dicho mantendrá de esta manera el objetivo de mejorar cada vez más la experiencia de compra de todos sus clientes (quienes se despreocuparan por olvidar o perder su clave). Tras la innovadora puesta en marcha de “compra en un clic”, esperan que esta innovación tenga buena acogida entre todos sus clientes.

El nuevo sistema está compuesto, según ha transcendido, por dos partes claves. En la primera el usuario, quien debe de estar previamente registrado, puede acceder a su cuenta en Amazon utilizando tan solo la cámara de su smartphone. Acción que también tendría que repetir a la hora de validar una transacción y hacer su respectivo “checkout”.

selfie

Además de todo esto, señala la empresa Amazon, el software de reconocimiento facial incluido en la millonaria y revolucionaria patente pedirá también al usuario (como un extra para validar su identidad) que realice una acción extra frende a la cámara para mejorar la seguridad del acceso, por ejemplo sonreír, guiñar un ojo o sacar la lengua.

Mastecard, pionera

Se puede decir que la verificación mediante una foto no es una novedad. Ya que MasterCard ya ha probado este sistema con sus clientes en los Estados Unidos y también en Holanda, además el gigante chino Alibaba también lo utiliza actualmente como medida de verificación entre las cuentas de sus usuarios.

Sin embargo (y es acá en donde entra la innovación), Amazon considera que usar solo este método, no es lo suficientemente seguro, pues el selfie puede sustituirse tranquilamente por una fotografía situada delante de la cámara del dispositivo (smartphone o tablet) con el que se esté realizando la compra. Por esto es que su patente cubre también la identificación de gestos.