image

 

Amber Heard tendrá que comparecer ante las autoridades australianas, por el delito de tráfico de animales.

La esposa de Johnny Depp es acusada de ingresar ilegalmente a sus dos perros a la isla, donde el control animal es muy estricto, y no se hizo ninguna excepción por ser él un famoso actor de Hollywood.

Amber podría enfrentar un máximo de 10 años de cárcel, y una multa de US$73.825 .

Fuente