Tres aerolíneas estadounidenses reembolsarán por completo a los viajeros que provengan de los siete países de mayoría musulmana afectados por el decreto del presidente Donald Trump que prohibe su entrada a Estados Unidos.

American, United y Delta Airlines dicen que obedecerán la orden que prohibe que ciudadanos de Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen entren en Estados Unidos, a menos de que tengan una green card que les garantice un estatus de residente.

“Tratamos a todos nuestros clientes con respecto y vamos a ayudar a cualquier cliente afectado con opciones de cambios de reservas y reembolsos completos”, dice American, la aerolínea más grande del mundo.

El director ejecutivo de United Airlines, Óscar Muñoz, asegura que la compañía ofrecerá a los clientes afectados por la medida “reembolsos y alojamientos”. United no atiende a ninguno de los siete países relacionados con el decreto, pero la prohibición aplica para sus ciudadanos sin importar la ciudad desde la que viajan.

British Airways y Emirates Airlines también han dicho que reembolsarán o cambiarán las reservas. Emirates, la aerolínea más grande de Medio Oriente, afirma que solo “una pequeña cantidad de pasajeros se han visto afectados por los requisitos de entrada de la nueva medida inmigratoria de Estados Unidos”.

Por su parte, Air France ha dicho que ofrece “reembolsos completos sujetos a penalidades”.

En varios aeropuertos de Estados Unidos se han realizado protestas por la medida inmigratoria decretada por el gobierno de Donald Trump.

En varios aeropuertos de Estados Unidos se han realizado protestas por la medida inmigratoria decretada por el gobierno de Donald Trump.

La medida estará vigente durante 90 días, así que muchos ciudadanos de esos siete países han tenido que cancelar o aplazar sus planes de viaje a Estados Unidos.

La compañía área alemana Lufthansa emitió un comunicado diciendo que a los “clientes afectados por las nuevas regulaciones se les ofrece una nueva reserva, gratis”. Sin embargo, la aerolínea no dijo si daría reembolsos.

Otras compañías relacionadas con viajes también le están haciendo frente a la medida. El director ejecutivo de Airbnb, Brian Chesky, está ofreciendo alojamiento gratis a “refugiados o a cualquier persona a la que se le impida abordar un vuelo hacia Estados Unidos y no esté en su ciudad o país de residencia”.

Steve Kaufer, director ejecutivo de TripAdvisor, publicó un ensayo en LinkedIn denunciando que “no solo es despiadada y discriminatoria, sino que también está en contra de los principios que hacen grande a nuestro país”.

FUENTE