American Horror Story- Roanoke-sexto episodio-Raccoonknows.png

 

¿Podemos decir que American Horror Story está emitiendo la temporada más loca de todas las emitidas hasta la fecha? Al margen de terrores y casas encantadas, la serie de FX ha logrado despertar el interés de todo el mundo tras emitir un sexto episodio, en el que todo se ha dado la vuelta.

Roanoke será recordada como la temporada de las sorpresas, que gustarán más o menos, pero es innegable el ingenio de Ryan Murphy al haber creado una temporada que al comienzo parecía una cosa, la historia de una pareja en una casa encantada y que a estas alturas se ha convertido en una especie de Gran Hermano del terror.

Como ya había avanzado Murphy días atrás, la serie cambiaría por completo esta semana y así ha sido. En el último episodio que hemos visto, el productor de My Roanoke Nightmare, Sidney (Cheyenne Jackson) presentaba un nuevo reality en el que actores y personajes reales de lo visto hasta ahora iban a convivir todos juntos.

Dicho esto vimos a Agnes (Kathy Bates), como tuvo una crisis masiva y pensaba que en realidad era el personaje que interpreta. Mientras, Shelby (Lily Rabe) y su matrimonio de Matt (Andre Holland) se tambalea ya que tiene un romance con Dominic Banks (Cuba Gooding Jr.), que da vida a Mat y Audrey (Sarah Paulson) está casada con Rory (Evan Peters), que interpreta a Phillipe Mott.

El grupo utiliza las cámaras de sus teléfonos para grabar sus actividades en la casa y es entonces cuando comienzan a darse cuenta de que lo que ocurrió en el programa que grababan es real.  Y no solo eso, se nos informa que todos, a excepción, de uno, van a morir.

Hablando del cambio ahora visto, Murphy ha dicho a E! News: “Os estamos dando estacas” después de que todos sobrevivieran en la primera mitad de la temporada. Y añade: “Lo que me gusta ahora es que todo el mundo está en la casa y todos ellos creen que se van a divertir y luego se nos dice que cada uno de ellos moriráexcepto una persona.”

“Así que los próximos cuatro episodios, van a estar pensando ¿quién es la persona que va a sobrevivir?  Y ¿qué van a hacer para contra una cadena que los ha puesto en una situación en la que todos ellos van a morir? Así que de alguna manera era y es un comentario sobre la televisión de realidad social, porque me siento como que es el siguiente nivel en el que algo realmente es malo, alguien va a morir por el bien de la telerealidad “.

Murphy añade que Matt, Shelby y Lee, cuyas experiencias en la casa encantada se recrean en el documental, son personajes en los que no se puede confiar. “No se puede confiar en ellos. Creo que los tres … dicen y explican su versión de los hechos pero no es en realidad la verdad”..

Por lo que cabe esperar para el resto de la temporada, Murphy se avanza, “Es un giro muy energizante y los episodios posteriores son aún más intensos y aún más desgarradores. … ¿Quién va a ser el último en pie. Y entonces, ¿qué le  va a pasar a esa persona. Así que eso es lo que pasa es el resto de la temporada”.

Fuente