image

 

Aunque Caitlyn Jenner ha expresado lo satisfecha que se siente con su transformación y ha destacado la aceptación que ha tenido, personas cercanas a ella temen por su salud mental.

De acuerdo con información de “Radar Online”, sus amigos creen que Caitlyn está obsesionándose con su aspecto.

Por las mañanas, le toma 90 minutos arreglarse en lo que ella llama su “mesa de la vanidad”, en donde “la magia ocurre”.

“Duerme con vaselina en el rostro, así que ya está humectada, pero empieza con un vaporizador, luego una mascarilla y luego pasa 20 minutos masajeando su rostro”, señaló una fuente cercana.

Después de eso aplica crema hidratante y entonces puede iniciar el proceso del maquillarse cuidadosamente.

“Ella le llama al final de la tarde su ‘relax retox’ y sus rituales son metódicos… pero algunos de sus amigos están preocupados de que tenga un poco de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) con sus nuevos hábitos (pues incluso) se pone como loca si se le están acabando los cotonetes”, detalló la misma persona.

Fuente