image

 

La competencia entre Anahí y Angélica Rivera no parece ser solo en el terreno político y social, sino que ahora ha llegado al económico.

Resulta que la exRBD gastó más dinero en su vestido para dar El Grito de independencia la noche del 15 de septiembre que la primera dama de México.

Se estima que el diseño que usó la también actriz del mexicano Benito Santos tiene un precio de 120 mil pesos, un poco más de siete mil dólares, mientras que el de Rivera de su compatriota Alejandro Carlín se calcula que vale 100 mil pesos como máximo, o entre 4 y 6 mil dólares.

Santos también fue el encargado de diseñar su vestido de novia, cuya celebración fue íntima y sencilla para evitar críticas por celebrar con bombos y platillos el haberse casado con Manuel Velasco, el gobernador de uno de los estados más pobres de México.

Recordemos que el salario mínimo en México es de 70 pesos, o 4,20 dólares al día. Esto significa que un mexicano con estos ingresos gana 17,710 pesos al año, o un poco más de mil dólares, y para comprarse el atuendo de gala de Anahí necesitaría ahorrar todo lo trabajado por alrededor de siete años.

Pero ahora que se conoce la inversión de este vestidito para una sola ocasión, muchos están cuestionando si el ahorro previo en la boda y en la luna de miel fue a terminar en esta prenda de talle largo y color verde, que se pensó no levantaría suspicacias.

Y con esto, los mexicanos han puestos tres gritos en el cielo: el oficial, el causado por Rivera y este, que posiblemente no sea el último del año.

Fuente