Attorney General Andrew Cuomo announces that his office has secured an agreement with Toyota to provide assistance to New York owners of the company's recalled vehicles during a press conference on Nassau Street near Cedar Street.   Original Filename: 0313_cuomo-1.jpg   IPTC record 115: Albany Times Union

NUEVA YORK – El gobernador Andrew Cuomo firmó ayer la ley “Enough Is Enough”(Basta Ya), que fue aprobada por la Legislatura estatal el mes pasado y que busca combatir las violaciones y asaltos sexuales en los campus universitarios del estado, tanto públicos como privados.

Entre los puntos más importantes de la nueva ley, está la especificación de que “sí significa sí” (yes means yes) como requisito del consentimiento afirmativo, lo que significa que el contacto sexual debe realizarse cuando es aceptado explícitamente con palabras o acciones y no simplemente con la ausencia de un “no”.

“La otra persona debe decir sí. Ambos deben decir sí. Es un sí de ambas partes”, dijo Cuomo.

La legislación también establece claramente una serie de derechos de las víctimas, así como crea entrenamientos especiales para el personal universitario y estudiantes, que serán impartidos por las fuerzas del orden.

Cuomo indicó que las víctimas tendrán “el derecho a consejería, a que los vigilantes del campus habrán una investigación, o que de inmediato se presente la Policía”.

Cuomo destacó también que el estatuto facilita la denuncia de la víctima y asegura la investigación y el castigo de los agresores. “Es una ley para mis hijas, para sus hijas, para nuestras hijas”, sostuvo el mandatario, quien mencionó que una de sus hijas asistirá a la universidad el próximo año. “Me siento orgulloso de convertir en ley la política más agresiva en la nación para luchar contra el asalto sexual en los campus universitarios”.

La legislación fue propuesta por primera vez por el gobernador en enero y se fundamenta en la definición estatal de consentimiento afirmativo, que precisa los términos de complicidad, voluntario y mutuo entre los participantes en la actividad sexual.

La legislación extiende las medidas que habían sido implementadas en octubre pasado por SUNY en las universidades públicas de todo el estado, que suman 1.2 millones de estudiantes en sus aulas.

La nueva disposición también provee inmunidad a los estudiantes que denuncien violaciones o asaltos sexuales, en ciertas políticas en los campus relacionadas con el uso de alcohol y drogas.

“Hoy, Nueva York está haciendo una declaración clara y audaz: la violencia sexual es un delito, y de ahora en adelante en este estado será investigado y procesado”, aseguró Cuomo.

Parte de la campaña para frenar el abuso sexual en los campus incluye la línea de apoyo de la Policía estatal, 1 (844) 845-7269, que facilita los reporte las 24 horas.

El mandatario celebró el acuerdo bipartidista en Albany aprobado el mes pasado, destacando la colaboración de Nancy Pelosi (California), la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes; y de John Flanagan, el líder de la mayoría republicana en el Senado estatal de NY.

FUENTE