lesiones-dolor muscular-Raccoonknows.jpg

 

Arrastrar o cargar peso de manera seguida puede ocasionar molestias y representa un riesgo para la salud. Bien sea por razones de trabajo, deportivas, domésticas o de otra índole, cuando se suele levantar objetos durante la rutina diaria, es importante aprender a minimizar sus posibles consecuencias como el dolor y las lesiones musculares, aplicando las técnicas correctas para trasladar el sobrepeso.

María Paz De Andrade, médico internista, explicó que la manera adecuada de levantar peso es agacharse, flexionando las rodillas con la espalda erguida, tomar el objeto a levantar e incorporarse, manteniendo la columna en posición vertical. Adicionalmente, es conveniente “abrazar” el objeto manteniéndolo lo más cerca posible del pecho. También, si se trata paquetes o bolsas, es recomendable distribuir la carga por igual entre ambos brazos.

Usualmente las personas cometen errores comunes al momento de tomar algo de una superficie para moverlo. Muchas veces se tiende a inclinar el tronco hacia adelante o a girarlo cuando se carga el objeto para depositarlo en un sitio, mientras se mantienen los pies pegados al suelo; esto ocasiona una fuerza de torsión en las rodillas, que puede producir lesiones en sus ligamentos.

De acuerdo con la también especialista en dolor, errores de este tipo pueden contribuir a desarrollar contracturas que se manifiestan inicialmente como un lumbago, y si la persona continúa realizando movimientos incorrectos puede desarrollar lesiones más serias como las hernias discales o lesiones en los cartílagos de las articulaciones entre las vértebras, lo que puede originar artrosis de la columna vertebral, conocida como espondiloartrosis.

“La sobrecarga afecta especialmente a la columna lumbar, la cadera y las rodillas, ya que estas estructuras son las que brindan soporte al cuerpo, pero no están diseñadas para cargar un peso excesivo”, precisó la doctora María Paz De Andrade.

Dichas estructuras pueden ser víctimas del dolor mecánico, cuya aparición se relaciona con la actividad física. Este tipo de molestias aparece al realizar un esfuerzo o ejecutar movimientos repetitivos adoptando una mala postura, o incluso al mantener una postura correcta por un tiempo prolongado.

De Andrade agregó, que este malestar se relaciona directamente con una sobrecarga en un músculo, ligamento, tendón o articulación, el cual dura pocos días y suele desaparecer por completo cuando es tratado de forma adecuada. Es importante saber diferenciarlo del dolor inflamatorio, cuyo mecanismo es distinto, debido a que se encuentran involucrados procesos relacionados con el sistema inmune.

“Algo característico es que este último va acompañado de rigidez, que puede llegar a durar hasta una hora luego de levantarse. La inflamación se manifiesta como un aumento de tamaño de las articulaciones por acumulación de líquido en su interior, así como, la presencia de enrojecimiento y calor”, manifestó De Andrade.

Acudir al especialista

El dolor es una forma en que el cuerpo nos avisa que algo no está bien. Cuando ocurre una lesión, se debe prestar atención a las características de esta molestia, para así poder identificar su origen. Cuando el dolor es muy intenso, y viene acompañado por otros síntomas como cambios en la sensibilidad, pérdida de la capacidad de realizar movimiento, aparición de tumoraciones o deformidad, la situación amerita realizar una evaluación inmediata por parte de un especialista.

De Andrade explicó, que en el caso del dolor agudo, que no origina cambios en la forma de la estructura lesionada ni limitaciones, éste puede aliviarse con reposo, aplicación de hielo local, elevación de la parte afectada y uso de analgésicos.

Entre las terapias farmacológicas disponibles, la especialista mencionó que para minimizar los efectos del dolor, está el uso de Agurin que contiene 1g de Paracetamol, que actúa como un calmante de acción amplia, y debe ser administrado en un gramo tres veces al día. El Paracetamol o Acetaminofén constituye el primer peldaño en la escalera analgésica propuesta por la Organización Mundial para la Salud para el tratamiento de este tipo de dolencia por ser potente e inocuo. Por último, agregó que es un fármaco de bajo costo, fácil acceso y de venta libre.

Fuente