Frontera en Dajabon

Miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) han devuelto a su país a cerca de 300 haitianos indocumentados, algunos de ellos acompañados de niños y adolescentes que intentaron ingresar a territorio dominicano con documentos alterados del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

Ante esa nueva modalidad migratoria, el Cesfront, Migración, el Ejército y otras agencias de seguridad del Estado, dijeron que ayer redoblaron la vigilancia en la frontera dominico-haitiana Norte de Dajabón, por donde se está produciendo el mayor trasiego de ilegales.

Organizaciones comunitarias y representativas del noroeste, el norte y la zona fronteriza han denunciado un incremento del tráfico de haitianos ilegales, muchos de ellos niños, niñas y adolescentes.

En lo que corresponde a los adultos impedidos de entrar al país, el Cesfront comunicó que tenían fotocopias de documentos y fotos montadas y datos personales y carnés de los que expide el Ministerio de Interior y Policía, pero que al ser investigados, comprobaron que estaban alterados.

El director del Cesfront, general Carlos Aguirre Reyes, dijo a medios de Dajabón que no permitirá que se burle la frontera y mucho menos a través de la presentación de documentos alterados.

El Cesfront proclamó que muchos haitianos, portando documentos falsos, tratan de ingresar al país junto a sus hijos, la mayoría menores de edad, y otros allegados.

Centenares de carnés alterados del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, con las insignias del Ministerio de Interior y Policía y la Dirección de Migración, han sido decomisados en poder de haitianos y haitianas que intentan ingresar o reingresar a territorio dominicano.

El general Aguirre Reyes, haciendo referencia del caso, advirtió que ese organismo, igual que los soldados bajo su mando tienen las instrucciones de no permitir violaciones a las leyes dominicanas en la frontera con Haití.

La madrugada de ayer domingo fueron detenidos decenas de haitianos, muchos de ellos con documentos falsos en los sectores Cañongo, La Vigía, La Patilla, Los Arroyos, La Aviación, Barrio La Bomba, Inespre, Sanché y Los Miches..

Fuentes castrenses y de Migración dijeron sentirse preocupados por el ingreso de haitianos a este territorio con documentos falsos.

Asimismo, explicaron que muchos de los que regresaron a su país a partir del 17 de junio, cuando venció el plazo para acogerse al Plan de Regularización, están volviendo a República Dominicana, pero que no lo están haciendo solos, sino acompañados de allegados, como hijos, padres, hermanos, tíos, compadres, amigos y vecinos de confianza.

Las autoridades militares expresaron que los inmigrantes apresados y devueltos a su país, se les respetan sus derechos fundamentales y a los niños que llegan acompañados de sus padres y otros apoyados por particulares se les suministra merienda, leche y hasta medicinas.

FUENTE