Apuñalan-hombre-Queens-MS-13-Raccoonknows.jpg

 

La banda MS-13 vuelve a ser protagonista de un nuevo hecho de violencia en la Gran Manzana. Un hombre de 45 años reportó que tres individuos lo apuñalaron en la espalda en Queens, al tiempo que gritaron el nombre “MS-13” y escaparon con $600.

El Departamento de Policía (NYPD) aseguró que la víctima–cuya identidad no ha sido revelada–se desplazaba por la calle 90, cerca de la avenida Roosevelt, en Jackson Heights, cuando tres sujetos lo atacaron por la espalda este sábado. Antes de agredirlo habrían gritado el nombre de la banda MS-13.

“Escuché ‘yo yo yo MS13’ y seguí caminando. Eso fue todo lo que escuché”, contó la víctima al New York Post.

El hombre de 45 años que presentaba signos de estar ebrio había salido de un negocio donde se cambian cheques, alrededor de las 7:45 p.m. Tras dejar el lugar, los tres asaltantes le sorprendieron por detrás, relató a la Policía. Tras el ataque, la víctima fue trasladada al Hospital Elmhurst para recibir atención médica debido a las heridas con las quedó en su espalda.

“Estoy un poco conmocionado porque este es mi vecindario”, aseguró al mismo medio y agregó que ha vivido en Jackson Heights por al menos 15 años. “No puedes ni siquiera caminar afuera de tu casa sin pensar que algo te va a pasar. Me siento violado“.

Para este neoyorquino existe una sola explicación a lo ocurrido. “Todo tiene que ver con las pandillas“, afirmó. “Alguien no tiene nada mejor que hacer, así que agreden a un persona inocente”. Según él mismo relató a la Policía, no tuvo tiempo de ver con qué objeto lo apuñalaron cuando a lo atacaron. El NYPD aún no logra arrestar a los sujetos vinculados con este ataque.

Este ataque en Queens se da en el contexto de otros hechos de violencia vinculados con la banda en el último mes. La Uniformada cree que la pandilla salvadoreña está detrás de una brutal paliza que dejó a cuatro jóvenes muertos en Recreation Village Town Park, en Long Island, en abril.

A ello se suma que una decena de inmigrantes ilegales, imputados como miembros de este grupo, fueron acusados en marzo de ser los responsables de una ola de violencia en Long Island. Entre los crímenes, se les imputa su relación con el asesinato de dos adolescentes, Nisa Mickens de 15 y Kayla Cuevas de 16 años, en Brentwood, en septiembre pasado .

En abril, el gobernador Andrew Cuomo visitó la zona donde las jóvenes fueron encontradas y anunció que se destinaría un contingente especial de la Policía estatal para ayudar a desbaratar a la MS-13.

Culpan a Obama

El hecho de que varios miembros de la MS-13 hayan llegado al país de manera ilegal ha levantado críticas sobre las políticas migratorias que impulsó la administración Barack Obama en el pasado. El jefe de la Policía del condado de Suffolk en Long Island, Vincent DeMarco, culpó al ex Presidentepor la ola de asesinatos relacionados con el grupo salvadoreño.

“Llegan al país a través del programa de menores sin acompañante, el cual se flexibilizó y se creó bajo el Presidente Obama”,  dijo DeMarco en entrevista con el programa The Cats Roundtable.

De paso DeMarco alabó la disposición del actual fiscal general, Jeff Sessions, quien recientemente visitó Long Island para abordar el aumento de la violencia en la zona. “Vino para acá y quería escucharnos”, aseguró el comisario. “Él no nos vino a decir qué pensaba. Él quería saber qué necesitábamos y cómo nosotros creíamos que él nos podía ayudar”.

“En la comunidad de Brentwood, donde hay una gran comunidad salvadoreña, hemos encontrado durante los últimos nueve meses, más o menos, 11 cuerpos“, aseguró DeMarco.

La mayoría de las víctimas son estudiantes de secundaria que presuntamente son atacados por la banda cuando se niegan a ser parte del grupo o desertan de él. “Los estamos mirando de cerca. Estamos detrás de ustedes“, concluyó DeMarco como mensaje a los miembros de la MS-13.

Fuente