Una verdadera lluvia de estrellas se espera que descienda en la ciudad de Manchester para rendir tributo a las víctimas del atentado terrorista de la semana pasada en un concierto de Ariana Grande.

Fue la propia cantante estadounidense de 23 años quien este martes anunció por medio de Twitter la fecha del evento, que se celebrará el domingo bajo el título de One Love Manchester.

El concierto, que tendrá lugar en el estadio Old Trafford del Manchester United, contará con la presencia del grupo británico Coldplay y los cantantes Katy Perry, Pharrell, Justin Bieber, Miley Cyrus, Niall Horan, además del grupo Take That.

Según CNN, todo lo recaudado irá a parar al llamado We Love Manchester Emergency Fund, que en conjunto con la Cruz Roja del Reino Unido y el Consejo Ciudadano de Manchester proporciona asistencia a las víctimas del atentado, en el que murieron 22 personas.

Según el Huffington Post, aquellos fans que acudieron al concierto original, celebrado el 22 de mayo en Manchester, recibirán entradas gratuitas, si se registran antes del 31 de mayo.

Las entradas para el concierto saldrán a la venta el 1 de junio por Ticketmaster.

Según CNN, todo lo recaudado irá a parar al llamado We Love Manchester Emergency Fund, que en conjunto con la Cruz Roja del Reino Unido y el Consejo Ciudadano de Manchester proporciona asistencia a las víctimas del atentado, en el que murieron 22 personas.

Según el Huffington Post, aquellos fans que acudieron al concierto original, celebrado el 22 de mayo en Manchester, recibirán entradas gratuitas, si se registran antes del 31 de mayo.

Las entradas para el concierto saldrán a la venta el 1 de junio por Ticketmaster.

Por otra parte, Joan Grande, madre de la cantante, hizo pública una carta en Twitter en la que manifiesta su solidaridad con las familias de las víctimas mortales y los heridos, en la cual aseguró que han sido días de “reflexión, oraciones y un profundo pesar”.

“¡Me uno a mi hija en extender mi ayuda y servicios a todos aquellos afectados por los diabólicos actos de terror que ocurrieron en Manchester!”, dijo Grande, quien es CEO de la empresa de telefonía Hose-McCann Communications.

“Mi corazón va para todas las víctimas; a aquellos que perdieron la vida, aquellos heridos, los que se recuperan y a todos los supervivientes de aquella noche, así como para sus familias y amigos cuyo dolor no conoce límites. ¡Me planto junto a ustedes frente al rostro del mal y nos plantamos todos para impedir que éste riga nuestras vidas!”, dijo.

Testigos de la tragedia reportaron tras el ataque que la madre de la artista actuó como toda una heroína, al ayudar a varios espectadores a encontrar refugio tras el escenario.

El atentado ocurrió el lunes 22 de mayo justo cuando acababa de terminar el concierto de Grande, al que habían asistido muchas jovencitas acompañadas de sus padres.

La bomba detonada por un terrorista suicida le costó la vida a 22 personas e hirió a otras 70.

La organización terrorista ISIS se adjudicó la responsabilidad del atentado.

Fuente