masacre en Las Vegas-Raccoonknows.jpg

 

Las autoridades no han dado a conocer físicamente las armas que Stephen Paddock utilizó para matar a 59 personas y herir a más de 500 en Las Vegas, Nevada.

Sin embargo, la Policía –y expertos en armas consultados por Associated Press– indica que el sospechoo pudo utilizar un adaptador, un “bump-stock” para volver su arma semiautomática mucho más rápida, es decir, en automática.

De ese modo, su arma pudo disparar decenas de balas por minuto.

El uso de esos dispositivos ha estado en la mira de los congresistas, como la senadora de California, Dianne Feinstein, quien ha protestado contra ellos, debido a la falicidad para obtenerlos y lo letal que convierten un arma.

Aunque la compra de armas semiautomáticas es restringida en los Estados Unidos, los expertos indican que quien logra obtener una no está cometiendo un “delito” en sí, porque está legalizada.

En los operativos de la Policía Metrop0litana de Las Vegas, del FBI y personal del Departamento de Seguridad Nacional en una de las propiedades de Paddock, se encontraron explosivos, así como 18 cañones y miles de cartuchos sin usar, eso adicional a las 20 armas que se reportaron en la habitación de donde disparó el sujeto.

Los funcionarios hicieron énfasis en que el sospechoso también tenía “bump-stock”, el dispositivo que puede haber añadido para aumentar la tasa de disparo en las armas.

Paddock es acusado de abrir fuego en un festival de música country desde la ventana de su hotel el domingo por la noche, matando al menos a 59 personas e hiriendo a más de 500 personas.

Según los informes, las armas incluían rifles estilo AR-15 y AK-47 y dos armas que habían sido modificadas para ser totalmente automáticas. Según se informa, dos de los cañones se montaron sobre trípodes. La policía también encontró una gran reserva de municiones.

Fuente