Loading...
Loading...

Todos se lo imaginaban pero faltaba su confirmación. Gabriel Soto eIrina Baeva ya no se esconden y han compartido con el mundo que están felices y enamorados. Su romance salió a la luz al poco tiempo de la separación del actor con Geraldine Bazán, pero los desmentidos no tardaron en llegar.

Desde entonces, silencio, hasta ahora. Las reacciones no se han hecho esperar. Primero fue la mamá de la exmujer de Gabriel quien aseguraba que ya ambos eran libres y que podían hacer lo que quisieran. Eso sí, le daba tristeza. Ahora el turno ha sido de Marjorie de Sousa quien ha opinado sobre el romance más jugoso del año.

Ocurría cuando la bella actriz acudía a los tribunales con su hijo Matías fruto de su relación con Julián Gil. Como es habitual cada sábado, los periodistas le rodearon para hacerle todo tipo de preguntas. Entre ellas, su opinión sobre el romance entre sus colegas de profesión.

Risueña y de lo más pícara, esto fue lo que contestó para el asombro de todos. “Qué bueno que ya descubrieron que no era yo. Me deben una disculpa, me deben una disculpa muchos”, dijo ante las risas de los fotógrafos y periodistas. Pero, ¿por qué se le debe tal disculpa según la venezolana?

 

View this post on Instagram

 

🤷🏻‍♀️ Así reacciona @marjodsousa al romance de @gabrielsoto e @irinabaeva 🤣 #gracias @elizabethcurieloficial

A post shared by ElGordoyLaFlaca (@elgordoylaflaca) on

Recordemos que cuando se hizo público el divorcio entre Gabriel y Geraldine todo el mundo señaló a Marjorie como la posible culpable de la ruptura. Incluso se puso en duda la paternidad del pequeño Matías quienes algunos llegaron a señalar como posible hijo del protagonsita de Vino el amor.

Unas fotos del artista cargando al hijo de Marjorie en una playa de Cancún fue lo que hizo saltar todas las alarmas. Pero nada que ver. Ambos dejaron claro que tan sólo eran buenos amigos y compañeros de trabajo. Además, con la prueba de paternidad hecha al pequeño Matías quedó claro que el padre del niño no es otro de Julián Gil.

A pesar del dolor que supuso tener que escuchar estos comentarios nada agradables, Marjorie prefiere pasar página y dejar ese mal recuerdo atrás. Ahora lo importante es su pequeño, lo demás es pasado.

Fuente

Loading...