provincias

SANTO DOMINGO. El número de personas desplazadas por las lluvias volvió a aumentar para alcanzar los 14,583 alojados en casas de familiares y amigos, así como en refugios oficiales, mientras que se dispuso la alerta roja para Santiago, Montecristi y Valverde.

Según el reporte del COE de las 11 de la mañana de este jueves, nueve provincias están en alerta amarilla y otras seis en verde por las continuas precipitaciones en gran parte del país y la saturación de los suelos.

El organismo informa, además, que cinco carreteras y cuatro puentes están afectados y 54 comunidades aisladas.

Asimismo, 103 viviendas fueron destruidas y 2,839 afectadas.

Se recuerda que hoy también se reportó el fallecimiento de cuatro personas, entre ellas dos adolescentes, un niño de once años y un adulto de 27. Tres de ellas por la caída de un árbol en su vivienda de madera, en Salcedo. Un niño de un año y su madre están heridos.

Los muertos son el niño José Miguel, de 11 años; los adolescentes José Antonio Reynoso, Carlos Manuel y Katherine Martínez, así como el joven Leudy Ramón Santana, de 27 años. Los dos primeros fueron arrastrados por las crecidas los ríos Haya, en San Francisco de Macorís, y Jayabo, en Villa Tapia, Hermanas Mirabal, y los restantes tres caer una mata de javilla a su vivienda de madera en Salcedo.

Lluvias disminuirán mañana

La Oficina Nacional de Meteorología informó que el frente frío, degradado en una vaguada fue localizado en la madrugada de hoy al noreste del país y sus campos nubosos cubren gran parte del territorio nacional, por lo que seguirán ocurriendo precipitaciones débiles a moderadas en gran parte del país este jueves.

Dice que las lluvias serán más frecuentes hacia las provincias La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, El Seibo, Monte Plata, Samaná, Duarte, María Trinidad Sánchez, La Vega, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Espaillat, Montecristi, Valverde, Puerto Plata, Santiago, Peravia, San José de Ocoa, San Cristóbal y el Gran Santo Domingo.

Para mañana, viernes, “se prevé una disminución gradual de la ocurrencia de lluvias, ya que la vaguada se habrá alejado del país, por consiguiente, las provincias bajo alerta deben seguir las medidas de precaución, ya que debido a la saturación de los suelos permanecen los alertas en varias provincias”, dice el parte meteorológico.

Daños de las últimas horas

En la provincia de Samaná, un deslizamiento de tierra en los sectores Agua Buena y Altamira, del municipio de Sánchez, afectó 20 viviendas.

En La Vega, fueron rescatados tres menores de edad, en el paraje de Boma, del Sector Estancita, y 12 familias del sector La Joya fueron desplazadas donde sus familiares más cercanos debido a que sus viviendas están anegadas..

En la provincia María Trinidad Sánchez, en el Distrito Municipal Arroyo al Medio, se encuentran aisladas las comunidades de Las Palmitas, Villa Alegre, Los Cerros y Guazaro.

El rio, Bacui y Licey se mantienen fuera de su cauce en la zona de Jamo, provocando inundaciones en la comunidad de los Rieles, por lo que 93 personas fueron llevadas a la Iglesia evangélica, y otras 32 a casas de parientes y amigos.

En el sector San Miguel, de la citada provincia, fueron evacuadas 137 familias ,mientras que en Sánchez, 128; en Nápoles, 155 familias; San Martin, 230 familias, y Villa Francisca, 14 familias,

En la provincia Monseñor Nouel, en la carretera Piedra Blanca-Rancho Arriba, ocurrió un deslizamiento de tierra por lo que el tránsito está paralizado.

En la ´provincia Duarte, en el municipio de Villa Riva, debido a la crecida del rio Yuna permanecen incomunicados los residentes de las comunidades de Los Contreras, Alto de Caipora, Juana Rodríguez, Loma Colorada y La Verdes. En Arenoso, se mantienen las 436 viviendas afectadas. En San Francisco de Macorís, el río Jaya presentó crecida y afectó 60 viviendas en el barrio Azul del sector Santa Ana.

En la Provincia Monte Cristi, en el municipio de Palo Verde, aumentaron a 1,077 las viviendas afectadas en los Solares de Palo Verde producto del agua de la zona costera y se han habilitado 5 albergues en este municipio. En el municipio de Guayubin han resultado 7 viviendas afectadas, y unas 35 personas desplazadas a casas de familiares y amigos. En el municipio de Castañuelas han resultado 111 viviendas afectadas, y unas 555 personas desplazadas a casas de familiares y amigos.

En la provincia La Altagracia, se mantiene la crecida del rio Duey y, además, 75 viviendas afectadas en el sector de la Floridas, 150 en el Obispado, 30 en la Pangola, 55 viviendas en los Sotos Abajo, 150 en Haití Chiquito, 57 viviendas en Villa Esperanza, 20 viviendas en Barrio Lindo, 6 viviendas en Barrio Agua Della, por lo que las personas fueron desplazados a casas de familiares y amigos.

En la provincia de El Seibo, el río del mismo nombre mantiene aislada la sección Las Cuchillas, Arroyo Grande y Caciquillo. De igual modo, producto de la crecida del afluente Kisibani se encuentran incomunicada la sección el Cuey con el Seibo.

En Puerto Plata, en municipio de Luperón, la crecida de algunas cañadas hizo que penetraran parte de sus aguas a 7 viviendas en la comunidad de los Alquiles, sin ocasionar daños. En el municipio de Villa Isabela las fuertes lluvias causaron deslizamientos de rocas de gran tamaño en la Loma del Chivo, sin ocasionar daños a personas ni propiedades.

FUENTE